Articulistas Opinión

Kenia le huye a Haití

Kenia le huye a Haití

Hugo Ysalguez

El presidente de Kenia, William Ruto, anunció en forma rimbombante, su disposición de encabezar una misión armada en Haití, para restaurar el orden y eliminar a los pandilleros criminales, creando un clima de convivencia para que ese país retorne a la normalidad y se organicen elecciones libres para elegir un nuevo presidente que conduzca a esa pobre nación por cauces democráticos, restableciendo su Estado colapsado.

En principios, Kenia planificó enviar mil policías y esperó que el Consejo de Seguridad de la ONU, aprobara la intervención armada, junto con otros países que habían manifestado su intención de integrarse a esa fuerza, pero el gobierno keniano, después de mostrar mucha euforia para pacificar a Haití, ha detenido su ímpetu, y ahora se destapa que se necesitan 5 mil soldados para su incursión a territorio haitiano y 225 millones de euros para la sostenibilidad de su acción, pedimento que parecería un negocio para “compensar su buena voluntad” de resolver una crisis ancestral que repele todas clases de remedios.

La invasión de cualquier fuerza extranjera, excepto la norteamericana, encontrará una dura resistencia de las bandas bien armadas que controlan el 80 por ciento de Haití, lo que sin dudas, dejará un saldo de miles de bajas entre los miembros de los interventores y los miembros de las diferentes pandillas que exhiben una artillería mortífera que podría hacer fracasar el intento pacificador.

Mientras tanto, Kenia le huye al terreno peligroso y tenebroso de Haití, y exige una cantidad de dinero que probablemente no obtenga, pues algunos analistas consideran excesivo. Lo que aleja toda posibilidad de lograr la paz, así lo que allí seguirá imperando la violencia, extendiéndose los daños que causan los vecinos a la República Dominicana.

Nadie sabe qué hacer con Haití nombre que significa tierra tlta, en taíno, muy montañosa, desde que España le cedió a Francia, la parte oriental de la isla mediante el Tratado de Basilea, donde se trazaron los límites fronterizos, siendo poblado por esclavos traídos de África, quienes se rebelaron y proclamaron su Independencia en el año 1804.