Página Dos Primera Fila

Mejor así

Mejor así

Antes que sancochar el Código Penal con una aprobación al vapor, solo para satisfacer intereses o congraciarse con sectores, lo más sensato fue que los diputados dejaran el proyecto sobre la mesa para discutirlo en la próxima legislatura.

Después de más de 20 años rodando en las cámaras legislativas, los congresistas se cubrirían de gloria si sancionan una pieza que respete derechos y libertades. No una monstruosidad.

Con la veteranía y la capacidad de negociación que ha exhibido, el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, consiguió que se acogiera a unanimidad su propuesta de discutir el Código Penal a partir del 27 de febrero. Después de lo mucho que se ha esperado para dotar el país de un código moderno, dos o tres meses más no plantea ningún inconveniente. Lo ideal, por supuesto, sería que los legisladores afinen y voten con criterio propio.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos