Modernizan con tecnología de última generación el hospital de la Fuerza Aérea

El centro médico fue dotado de equipos nuevos en las áreas para parturientas. Jorge Gonzalez
El centro médico fue dotado de equipos nuevos en las áreas para parturientas. Jorge Gonzalez


El hospital militar docente Ramón de Lara, de laFuerza Aérea de República Dominicana (FARD), cuenta con avanzados y modernos equipos de última generación, y sus autoridades aseguran que nada tiene que envidiar a otros de tercer nivel y está apto para competir con cualquier clínica privada.
En el centro de salud se observan los pisos brillantes, paredes y baños limpios e higienizados, un personal organizado que da buen trato y atenciones a los pacientes, tanto a militares y civiles de la base aérea de San Isidro, y la población civil que bordea el entorno de la base área, así como a los habitantes de los sectores de la zona oriental de la provincia Santo Domingo.

Hospital Militar Ramon de Lara. Jorge Gonzalez

El comandante general de la FARD es el mayor general Richard Jiménez Vásquez, y el coronel doctor Ramón Humberto Artiles Santamaría, es el director del hospital militar docente, quien tiene cinco años en el cargo y 36 laborando en el centro.
“La cartera de servicios que brindamos cumple con todos los estándares, cumplimos con la necesidad de salud. El 73 por ciento de los pacientes que acuden al hospital Ramón de Lara son civiles, y son personas que residen en los alrededores de la base aérea”, manifestó el director del centro.
El doctor Artiles Santana destacó que en el área de las emergencias se asisten diariamente entre 260 a 300 pacientes, mientras que en las áreas de consultas ambulatorias se atienden entre 1,500 a 1800 personas, en tandas matutinas y vespertinas.
El general Jiménez Richard y el coronel Artiles Santamaría subrayaron que el centro de salud brinda servicios de laboratorios e imágenes las 24 horas del día, y en el área de diálisis, por el número de pacientes, se habilitaron tres turnos y 40 personas se asisten al día.
Las instrucciones del ministro de Defensa, teniente general Rubén Darío Paulino Sem, son precisas para que se brinden atenciones con calidad y candidez a los pacientes, sin discriminación para civiles ni militares.
El centro cuenta con los servicios de las especialidades de medicina interna, pediatría, cirugía, anestesiología, ginecología y obstetricia, y recientemente fueron abiertas las residencias médicas de Emergenciología y Medicina Familiar.
En el centro de salud laboran, entre médicos, enfermeras, bionálisis, farmacias, técnicos, y personal administrativos 1,300 personas. La asignación en el presupuesto gubernamental es de 100 millones de pesos.
Cuenta con laboratorios, farmacia, 11 consultorios de odontología con sillones y equipos nuevos; siete quirófanos, área moderna infantil, seis suites, una para el presidente de la Repúblcia y el resto para generales superiores. Además tiene privados para otros oficiales, civiles y niños, estaciones modernas para médicos y enfermeras, y consultorios sólo para médicos pediatras.
El centro Ramón de Lara cuenta con 107 camas para adultos; tiene 42 consultorios para medicinas externas y especialidades, se construyeron privados para adultos y niños, salas de espera infantil .
Este hospital, construido en 1958, su estructura ha sido sometida en la actual gestión del comandante general Jiménez Vásquez, a varias intervenciones para ampliar y modernizar las áreas que hoy beneficia a los pacientes. Se han construido áreas para maternidad y neonato, se instalaron dos quirófanos para ginecología y obstetricia para parturientas con partos expulsivos y otro para intervenciones por cesáreas; además 260 nuevos parqueos de vehículos, salas de observación para recién nacidos, área de prepartos, camas y muebles nuevos, unidades de cuidado intensivo neonatal con cuatro incubadoras, y se están habilitando consultas para oftalmología, dermatología, urología, y otras especialidades.
El general Jiménez Richard y el coronel Artiles Santamaría dijeron que en el centro también se hacen cirugías bariátricas.