Respaldan uso de marihuana



El director ejecutivo de Casa Abierta, Juan Radhamés de la Rosa, respaldó hoy la propuesta del neurocirujano José Joaquín Puello, de abrir un debate con diferentes sectores para discutir la posibilidad de despenalizar la marihuana para uso medicinal y recreativo.

Sostuvo que ha sido un abanderado de que la marihuana sea despenalizada en la República Dominicana, como ha ocurriendo en otras naciones del mundo.

“Nosotros entendemos que el uso medicinal del CBD, que es la sustancia que se extrae de la planta cannabis o marihuana, es un desperdicio de visión de las autoridades dominicanas, no permitir que esa sustancia sea de uso regulado como otra sustancia. Muchas personas con problemas de salud podrían beneficiarse de ese medicamento”, puntualizó.

De la Rosa dijo que ojalá ese debate se pueda dar de manera seria y sincera entre personas cualificadas, que a su vez, puedan exponer y mostrar experiencias de otras sociedades, donde el uso de marihuana con ese objetivo ha sido efectivo.

Aseguró que en los países donde se ha despenalizado el consumo de marihuana han bajado de manera considerada los niveles de delincuencia y de encarcelamiento, pero también, han aumentado los niveles de solicitud de apoyo para tratamiento.

“Porque la persona que usa droga de manera problemática cuando no tienen una opción de ayuda, pues no van a buscarla porque teme que se le aprese. Por eso es que la despenalización ayuda a que ese proceso se mejore y por eso estamos de acuerdo con lo expresado por Puello Herrera”, manifestó.

Velar por salud
El director de Casa Abierta indicó que es un compromiso del Estado velar por la salud de sus ciudadanos, tras señalar que penalizar al consumidor de droga, lo único que hace es llevar a prisión a personas que no han cometido ningún delito.
“El Estado debe buscar la salud de las personas sin perjudicarlas, es decir, tenemos una penalización a los usuarios de sustancias que no han cometido ningún delito, estamos nosotros generando una situación de precariedad para un grupo de personas que no tiene que ser apresado por eso”, expuso al conversar con El Nacional.

De la Rosa subrayó que en el país se tiene la creencia de que droga y delincuencia son la misma cosa, pero que eso no es así, ya la mayoría que usan sustancias prohibidas no delinquen.

“Hay personas que consumen drogas que son delincuentes, pero la mayoría solo son usuarios, algunos incluso no son de consumo problemático, apenas el 10 por ciento de las personas que usan sustancias llega a uso de consumo problemático, que sí es la dependencia”, puntualizó.

De la Rosa entiende que se deben establecer mecanismos que permitan que un consumidor de marihuana la obtenga sin la necesidad de acudir a puntos de drogas clandestinos.

Insistió que su uso ayuda a mejorar la salud de muchos enfermos, en especial aquellos que padecen enfermedades que provocan fuertes dolores.

“Este medicamento no produce adicciones, no produce dependencia, sino que interactúa con el organismo ayudando a las personas que tienen problemas de salud.

Por ejemplo, una persona con cáncer terminal, esa sustancia produce un efecto beneficioso que le permite vivir los últimos días de su vida sin dolor o la persona que sufre del mal de Parkinson puede mejorar su calidad de vida”, agregó.

 UN APUNTE:

Puello Herrera
Puello Herrada, jefe del Servicio de Neurocirugía de Cecanot, cree prudente una cumbre para discutir a profundidad el uso de la marihuana con fines medicinales y los pro y los contra de su despenalización con fines recreativos.