Actualidad Judicial

Sólo abrieron oficinas conocían coerción

Sólo abrieron oficinas conocían coerción

Vista del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva

Solo las oficinas de atención permanente se encuentraban operando esta mañana, tras la suspensión de las labores en los tribunales de la República, con motivo del paso por el país del huracán Fiona.

La suspensión de las labores judiciales, con excepción de los  tribunales de atención permanente, fue dispuesta ayer por el Consejo del Poder Judicial (CPJ), con el propósito de mantener la seguridad de los  usuarios y de los servidores judiciales.

Dichas oficinas se mantienen laborando de manera regular para atender asuntos de su competencia y tramitar al tribunal competente cualquier asunto de urgencia para garantizar derechos fundamentales. 

Disposiciones similares fueron ordenadas por la Procuraduría General de la República en el Ministerio Público.

El órgano control del Ministerio Público  dispuso la suspensión de las  labores en sus áreas de servicios no esenciales, con el objetivo de prevenir ante los efectos del paso del huracán Fiona por las costas y parte del territorio nacional.

Siguiendo las recomendaciones de los organismos estatales de socorro y protección civil agrupados en el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), la procuradora general Miriam Germán Brito, dispuso que solo deben permanecer operando las áreas esenciales, como la Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC).

Las distintas fiscalías, las unidades de persecución y de atención a víctimas de violencia de género, intrafamiliar y delitos sexuales, así como el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) también deberán mantener el personal designado para emergencias.

Como  medidas preventivas adoptadas por la institución, la DGSPC inició sus protocolos preventivos y procedió al traslado a Najayo Mujeres de las 26 privadas de libertad del Centro Sabana Toro.

Silvio Cabrera

Silvio Cabrera