Béisbol Deportes

Soto se mantiene positivo durante una racha difícil

Soto se mantiene positivo durante una racha difícil

Juan Soto

MIAMI — Si encendiste un juego de los Nacionales en los últimos días, probablemente te hayas sorprendido: Juan Soto se ha ido de 14-2 en sus últimas cuatro aperturas. 

Soto se fue de 4-0 por segundo juego consecutivo en la derrota de apertura de la serie 8-2 del lunes por la noche ante los Marlins en el parque LoanDepot. Tampoco caminó por segundo juego consecutivo. 

Para ser justos, apenas es mayo y Soto se enfrentaba a dos lanzadores estelares: Justin Verlander de Houston el domingo y Sandy Alcántara de Miami el lunes. También fue la primera vez que Soto se enfrentó a Verlander, quien regresó al béisbol esta temporada después de perderse casi dos años recuperándose de una cirugía Tommy John. 

La buena noticia es que ningún lanzador ponchó a Soto. La noticia aún mejor: Hacer swing a más strikes es parte del plan de Soto. 

A principios de esta temporada, Soto habló abiertamente sobre cómo ha cambiado su enfoque en el plato. Conocido por su paciencia, Soto comenzó a batear strikes. Quería tener más confianza y asegurarse de que estaba viendo bien la pelota y no intentando contra lanzamientos fuera de la zona. 

“He estado yendo y viniendo con mi tiempo y todo ese tipo de cosas, pero al final del día estoy viendo los lanzamientos”, dijo Soto. “Estoy viendo los lanzamientos en la zona de strike, y por eso me tiene como hoy. … [I] enfrenté a un tipo que no me lanzó tantos strikes y sigo tirándole, y no fue una buena idea para mí”. 

Es cierto: a Soto no le ha ido bien históricamente contra lanzadores como Alcántara, cuyos principales lanzamientos de abanicar y sacar outs son sliders (tasa de abanicada del 26,6 %, tasa de sacar 16,3 %) y cambios (tasa de abanicada del 39,6 %, tasa de sacar del 38 %). Contra lanzadores con cosas similares a Alcántara, específicamente Sixto Sánchez en 2020 y Dylan Floro en 2021 (según BaseballSavant), Soto tiene solo de 8-1 con un ponche y dos bases por bolas (ambas intencionales). 

Entonces no es porque se esté ponchando; la salida del lunes fue una prueba más de eso. Los cuatro turnos al bate de Soto resultaron en outs bateados: un globo sobre un cuatro costuras, dos rodados en sinkers (bolas rápidas de dos costuras) y un elevado en un slider. 

“El cambio [de Alcántara] fue bueno”, dijo el manager Dave Martínez. “Ubicó muy bien su cambio. Se adelantó a los bateadores, lanzó strikes y es un buen lanzador. Está lanzando strikes, ya sabes, puedes sentarte ahí, puedes esperar, es difícil acertar uno. Es realmente difícil batear con dos strikes. Entonces, cuando los muchachos lanzan strikes como ese, debes ser agresivo”. 

“Estaba teniendo buenos lanzamientos”, dijo Soto. “Estaba haciendo sus lanzamientos en el lugar correcto, pero a veces no estaba en la zona de strike y seguimos tirándole. Solo tenemos que mantener la calma y tratar de hacer swings a los buenos lanzamientos. Creo que tiene muy buenas cosas, pero hoy estaba un poco fuera de la zona de strike y lo ayudamos”. 

¿Podría Soto estar tratando de hacer demasiado? Quizás. Pero eso está bien. Apenas está en su quinto año en las Grandes Ligas, y por más consumado que sea Soto, es fácil olvidar que solo tiene 23 años. Le queda mucho tiempo para mostrar su prodigioso poder. En este momento, Soto, como toda la organización de los Nacionales, está enfocado en construir. Mientras los Nacionales están reconstruyendo su franquicia, Soto se concentra en desarrollar aún más las habilidades que lo convirtieron en una superestrella en primer lugar. 

“No es que no esté bateando tan bien en este momento”, dijo Martínez. “Creo que Juan solo necesita relajarse un poco, tratar de no hacer demasiado. Y eso es lo más importante, ya sabes, lo he visto golpear esas bolas hacia el otro lado. Está tirándole a muchas bolas. Él piensa que está saliendo de algunos lanzamientos, solo necesita relajarse y mantenerse en el medio del campo”. 

La tasa de persecución de Soto al ingresar el lunes, 20.3%, se ubica en el percentil 90 (percentil 18) entre los clasificados, mientras que su tasa de caminatas (percentil 98), slugging esperado (percentil 96) y tasa de barril (percentil 91) también se encuentran entre la élite de la liga. 

Y Soto, como el resto de los Nacionales, se mantiene positivo. Martínez confía en el equipo que dirige. El club está en esto a largo plazo, al igual que Soto. 

“Es difícil perder siempre”, dijo Soto. “Pero como dije, tenemos que olvidarnos de eso, volver al día siguiente. No se trata solo de un juego o una serie. Tenemos que pelear todo el año. Vamos a tener [pérdidas], pero los buenos días van a llegar”. 

Roosevelt Comarazamy

Roosevelt Comarazamy