Testigos narran tragedia de Villas Agrícolas



Profesores y comerciantes del sector Villas Agrícolas, donde ayer ocurrió una explosión que causó al menos cuatro muertos y 105 heridos, narraron la situación que se presentó en el lugar, antes y después del estallido de un tanque de gas en la empresa Polyplas.

Mercedes de León, directora de la escuela Palacio Escolar España, ubicada en la calle María Montez, narró que se trató de un hecho de gran magnitud, y aseguró que, por suerte, ningún estudiante resultó lesionado, ya que en el comedor se estaban instalando nuevos equipos, por lo que la comida se ha estado distribuyendo en las aulas.

“No hubo ningún herido debido a que no se ha estado repartiendo el almuerzo en el comedor, ya que se están instalando nuevos equipos”, dijo la funcionaria a El Nacional.

La explosión ha dejado, al menos, cuatro muertos y 93 heridos, según informes de las autoridades.
Mientras, Carolina Comprés, del Departamento de Conserjería, dijo que en lo primero que pensó fue en sacar a los niños y trasladarlos a un lugar seguro.

“Saqué un curso completo, son niños de cinco y ocho años, todas las mochilas las dejé en el aula, porque lo primero que había que hacer era preservar la vida de los estudiantes”, declaró.

En tanto que empleados de un taller de electromecánica ubicado frente a la escuela, calificaron la explosión como algo que nunca habían presenciado.
“Ese impacto me levantó, pero, por suerte, no sufrí lesiones”, dijo José David Peguero a reporteros de El Nacional.

De su lado, Milton Romero narró que cuando ocurrió la explosión, salió y vio a muchas personas saliendo de sus hogares, tratando de buscar un espacio seguro.

Una empleada de la escuela Palacio Escolar España, que no ofreció su nombre, dijo que debido a la explosión, los estudiantes no llegaron a disfrutar del almuerzo.

Al centro educativo se presentó una comisión de ingenieros de la Dirección General de Gestión Ambiental y Riesgo, para evaluar los daños.

La explosión causó graves daños en las cercanías de la empresa, según informó Juan Oller, propietario de la empresa BYM Esencia, dedicada a la comercialización de aceites esenciales, utilizados en perfumería.
“Rompió un cristal entero, por suerte, nadie resultó herido aquí”, dijo el empresario, quien se presentó al lugar junto a su esposa, para evaluar la situación.

Según las autoridades, el hecho ocurrió como consecuencia de un escape de gas en un tanque de la empresa que se dedicaba a fabricar productos plásticos como vasos, cucharas y platos.
Los heridos están recluidos en diferentes hospitales, entre ellos el Moscoso Puello, Ney Arias Lora y Darío Contreras.

Una empleada de la empresa se observa en un vídeo que envió a sus familiares, advirtiendo que se estaba asfixiando, debido al gas que emanaba del tanque.

Luego se escuchó la explosión que provocó un incendio y gran humareda que se observó en la mayoría de los sectores de la capital y la provincia Santo Domingo. Al lugar se presentaron brigadas de la Defensa Civil, el Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional, la Policía y el Servicio 911.

También acudieron militares que acordonaron el lugar de la tragedia, para evitar que delincuentes saquearan negocios localizados en las cercanías de la empresa.