Noticias importante Reportajes

Un trapiche rudimentario desaprovechado por el turismo

Un trapiche rudimentario desaprovechado por el turismo

Nazario Reyes y sus bueyes que llevan por nombres Indio, trabajan en un rudimentario trapiche en la comunidad El Coco para extraer guarapo de caña que luego convierte en dulce.

“¡Indio, para indio… vamos… sigue indio!”, con esta exclamación a manera de orden, y con una voz estruendosa aunque debilitada por los años, Nazario Reyes (Isidro), de 77 años, inicia el día  como ha sido en los casi 50 años que han pasado desde que se hizo cargo de un trapiche que por más de  120 años ha pertenecido a su familia.

Eran las 9:00 de la mañana cuando el equipo de El Nacional llegó a la empobrecida localidad, El Coco, en el paraje de Mata Palacio, en la provincia Hato Mayor del Rey. El cantar de los pájaros, el bramido de los animales y el inconfundible olor a heces de vacas y a caña recién picada eran parte del ambiente.

En medio de la cocción sale  olor a alcohol, caña y cítricos en el trapiche en Hato Mayor.
En medio de la cocción sale olor a alcohol, caña y cítricos.

Ya el trapiche había empezado a moler la caña para extraer el guarapo que es uno de los ingredientes del dulce de naranja que aquí se produce. Isidro introducía la caña en los rodillos de metal que la  exprimía, con  la fuerza de los bueyes que hacían mover el engranaje del molino al caminar en círculo.

El jugo de caña caía en un recipiente en el también llamado ingenio del melao. Ya en el día anterior decenas de naranjas agrias habían sido peladas y ahora hervían a fuego alto en un fogón de piedras y leña en un enorme caldero de metal, en negrecido por el tiempo y el fuego en una pequeña enramada.

“Yo comencé como echador de los bueyes a los siete años, tengo 70 años bregando con esto, y de aquí ha vivido siempre mi familia. Un  trapiche es un molino para sacarle el jugo a la caña y ese jugo es usado para hacer melao y con ese melao hacemos dulce de naranja. Este dulce siempre ha sido muy famoso en esta localidad”, expresó Nazario Reyes.

Convertido en un atractivo ecoturístico publicitado por internet por la fama del dulce del melao y la naranja, y por la fascinación que aun crea todo lo que tenga que ver con  el corte de la caña y la industria azucarera, llegan en ocasiones decenas de turistas nacionales y extranjeros a saber del proceso artesanal de extraer el jugo de caña.

Este trapiche es una pequeña, destartalada y rudimentaria estructura de metal madera y cinc, que usa la fuerza de dos bueyes, para producir el guarapo, que luego mezclado con hollejo de naranja en un cardero a fuego alto se convierte en una densa pasta, que termina siendo el delicioso dulce de naranja.

DSC 5633
Un trapiche rudimentario desaprovechado por el turismo 9

Te puede interesar leer: Hato Mayor diversifica su economía pasando de la ganadería a la agricultura y ecoturismo

Es preocupante ver cómo las autoridades de Hato Mayor, a través del tiempo no hayan descubierto el valor histórico y turístico del trapiche de El Coco, y no hayan destinado una ayuda para convertirlo en un monumento en el que pueda aprender lo referente a esta cultura que por más de un siglo ha sido un medio de emprendedurismo.

Curiosidad

Los dos cansados y viejos bueyes tienen el mismo nombre y son hermanos de padre y madre. Llamarlo con el mismo nombre le da la ventaja a su manejador de que las órdenes son ejecutadas al unísono por los dos animales haciendo más ágil la producción.

DSC 5837
Un trapiche rudimentario desaprovechado por el turismo 10

Trapiche

Un trapiche es un tipo de  molino formado por tres rodillos de acero que trabajan conjuntamente  usando como energía la fuerza animal, de hombres o la hidráulica para prensar la caña de azúcar, previamente desmenuzada, u otras frutas, para de esa manera  extraerle el jugo.

También puede leer: Conoce el origen de tu pueblo: Hato Mayor

Jorge González

Jorge González

Periodista, fotógrafo, reportajista y editor fotográfico de El Nacional