ALGO MAS QUE SALUD



Jose-diaz2

33 años

 

A Pepín Corripio en sus 85
El jueves pasado, apremiado por la injuria y el escarnio cometido contra Miriam Germán y motivado a escribir sobre “El Día de la Mujer”, solamente cité que esta columna arribó a los 33 años, y pienso que debo detenerme un poquito más para regodearme en la celebración.

Por demás, es la edad de Jesucristo y más de la mitad de lo que he vivido.

Ahora, que estoy de recogida, es bueno, mirarme al espejo y sentir respeto por la imagen que él me devuelve: con arrugas por doquier, lleno de canas, pero satisfecho haber intentado ser leal a los principios de bien que me enseñaron y coherente con lo que creo, y por eso me permito copiar lo que escribí en la primera entrega de “algo más que salud” hace 33 años y cinco días:

“…Esta columna lo que pretende es enfocar desde todo punto de vista el asunto salud, pero no bajo la estrecha óptica de verlo en su concepción tradicionalista de que es tan sólo lo que tiene que ver con médicos, hospitales, enfermeras, medicinas, enfermedades, odontólogos, laboratoristas, psicólogos, trabajadores sociales, etc.; no, aunque necesariamente habremos de tocar este aspecto, pretendemos plantear aquí, de manera crítica, otros asuntos que a lo mejor tienen más repercusión en la salud de la ciudadanía que los antes citados.

Así discurrirán en estas páginas asuntos como la contaminación ambiental, el nivel de empleo y subempleo de la población, su accesibilidad a los servicios de salud, sus posibilidades de recreación, su derecho a la educación, su protección ante la alienación de los medios de comunicación, la protección de los obreros en las empresas, los servicios de agua potable y tratamientos de aguas negras, en fin, todo aquello que de una forma u otra influya en la alteración de la salud y que pueda enmarcarse en el título de la columna, aunque la idea es que lo que pueda ser “algo más que salud”, es la misma salud”.