Primera Fila

Auspicioso

Auspicioso

Deligne Ascención

Siempre que el Estado no lleve las de perder, sería muy auspicioso el arreglo sobre el oneroso peaje sombra de la autopista de Samaná. La garantía ofrecida por el ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención, no podía llegar en mejor momento para la población.

Para cubrir el déficit por el tráfico de vehículos por la vía el Estado eroga cada año nada menos que 88
millones de dólares.

Pero hay algo más, el abogado Emmanuel Esquea Guerrero, contratado por el Gobierno para analizar legalmente el contrato, recomendó que no se pagara un centavo a la firma que opera el peaje bajo el alegato de que el convenio viola varias leyes. Así las cosas, entonces está por ver los términos del arreglo de que ha dado cuenta el ministro de Obras Públicas para solucionar el caso del peaje sombra.

Hay que confiar en que el interés nacional no será lesionado.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos