Barry avanza debilitado por Luisiana, donde persiste el riesgo inundaciones 

BARRY
BARRY


Washington,  (EFE).- La tormenta tropical Barry continúa hoy su avance por el estado de Luisiana, en Estados Unidos, donde persiste el riesgo de inundaciones en la parte baja del valle del río Misisipi.

Según el Canal del Tiempo, la tormenta tropical, que tocó tierra ayer en la costa de Luisiana tras haber sido brevemente huracán antes de llegar a la costa, se mueve a un ritmo lento por el interior de Luisiana a una velocidad de entre 5 y 10 millas por hora (unos 8 y 17 kilómetros por hora).

Desde ayer, ha habido inundaciones en partes de la costa de Luisiana en el golfo de México- el nivel del agua ha estado entre 2 y 3 pies (61 centímetros y 91,5 centímetros) por encima de lo normal en áreas costeras como Vermillion, Iberia y Saint Mary.   A medida que la tormenta tropical avanza hacia el norte, hay riesgo de inundaciones no solo en Luisiana, sino también en los estados de Misisipi, Alabama, Arkansas y Tennessee.

El Canal de Tiempo alertó también de que hay peligro de tornados a lo largo del día de hoy.   La tormenta tropical ha provocado que 143.202 personas estén sin corriente eléctrica en Luisiana, de acuerdo a los datos proporcionados a las 12.36 hora GMT por la página web Poweroutage.us.

La temporada de huracanes en la cuenca atlántica comenzó oficialmente el 1 de junio, pero antes, el 20 de mayo, se formó al sursureste de Bermuda una tormenta subtropical, “Andrea”, que se debilitó enseguida y no causó daños.

El pronóstico actualizado de la Universidad Estatal de Colorado (CSU) difundido esta semana indica que la actividad de la actual temporada de huracanes en el Atlántico será “casi promedio”, con 14 tormentas tropicales, seis de las cuales se convertirían en huracanes, el primero de ellos Barry, aunque lo fue por corto tiempo antes de tocar tierra.   Luisiana sufrió en 2005 los efectos del huracán Katrina, que ocasionó más de 1.800 muertes, especialmente en la ciudad de Nueva Orleans