Cójanlo

Biden y la Iglesia

Biden y la Iglesia

Por su respaldo al aborto, la Iglesia en Estados Unidos ha amenazado con negarle el santo sacramento nada menos que al presidente Joe Biden, quien es un católico militante.

La tolerancia ni el perdón que predica el clero aplican con relación a la interrupción del embarazo bajo ninguna circunstancia.

Pero el mandatario estadounidense no ha dejado de visitar la Iglesia. Lo hace al menos una vez cada semana acompañado de su esposa Jill a la parroquia Saint Joseph, Brandywine, de Wilmington, Delawere. Los obispos acordaron una declaración sobre la sagrada comunión que podría usarse para negar el sacramento al gobernante estadounidense por el caso del aborto.

La eucaristía es uno de los rituales más sagrados de la religión católica. Líderes conservadores han llamado a negar el sacramento a los políticos que apoyan el derecho a abortar. Ya en 2019 un sacerdote de una iglesia de Carolina del Sur rechazó la sagrada comunión a Biden por la cuestión de la interrupción del embarazo.

El Vaticano, por su parte, ha pedido a los obispos estadounidenses actuar con cautela. Lo cierto es que los obispos son intolerantes hasta con las excepciones del aborto.

El Nacional