Bukele pedirá a Congreso salvadoreño 200 millones para plan contra pandillas

Bukele pedirá a Congreso salvadoreño 200 millones para plan contra pandillas


San Salvador, (EFE).- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, solicitará al Congreso que autorice 200 millones de dólares en préstamos para financiar las primeras tres fases de un plan de recuperación de territorios controlados por las pandillas, informó este miércoles el jefe de Estado.

El Ejecutivo de Bukele, de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), implementa desde el 20 de junio pasado un plan con el que busca cortar las fuentes de financiación de las pandillas y disputarles el reclutamiento de los jóvenes.

El mandatario aseguró en una cadena nacional de radio y televisión que el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, presentará este jueves la solicitud de financiación de los primeros 91 millones de dólares para la segunda fase de su plan, lanzada el 2 de julio.

“Con esta segunda fase por primera vez estamos coordinando todos los esfuerzos necesarios para atacar este problema (las pandillas) desde la raíz”, aseguró Bukele.

El Gobierno pretende implementar programas de educación, salud, empleo, becas, deporte, arte, agua potable y vivienda, con la dirección de la Unidad de Reconstrucción de Tejido Social, creada recientemente en el Ministerio de Gobernación.

El mandatario llamó a los 84 diputados del órgano Legislativo a dar sus votos para aprobar los primeros 91 millones de dólares para que “nuestra gente no huya por la violencia” y para “no tener otra generación perdida”.

Bukele, quien no dio detalles de la tercera fase de su plan, aseguró que necesita 571 millones de dólares, de los que 375 millones “saldrán de ahorros presupuestarios y donaciones de países amigos”.

Sostuvo que únicamente recurrirá a préstamos para los 200 millones restantes, de los que 109 millones servirán para la tercera etapa del plan.

El mandatario aseguró que con la primera fase, con la que se concentraron unos 6.000 policías y soldados en 17 municipios, se ha logrado interrumpir “el funcionamiento normal de las estructuras de pandillas”, por lo que los homicidios “han bajado drásticamente”.