Cójanlo



Exceso policial

 

Carece de todo tipo de justificación la violenta represión policial contra moradores de Moca que marchaban a la sede de la gobernación en reclamo de la construcción de las calles del sector Hincha, del municipio.

Los manifestantes se proponían entregar un documento al gobernador Diloné Ovalles para recordarle que la obra había sido prometida por el propio presidente de la República, Danilo Medina, cuando fueron interceptados por los agentes.

Sin una alteración del orden público ni amenaza a la seguridad ciudadana los agentes no tenían por qué dispersar ni reprimir con tanta saña a manifestantes que solo pedían que se cumpliera una promesa del mandatario. El incidente, del que voceros de organizaciones populares responsabilizan al gobernador, tiene que ser investigado y los responsables de la acción recibir las sanciones que merecen. Las imágenes que circulan en las redes muestran a los agentes golpeando a macanazos y zarandeando a mujeres que forman parte de la protesta.

No se pueden consentir excesos como el ocurrido el martes en Moca contra ciudadanos que solo pedían obras para vivir con más dignidad.