Cójanlo



El vertedero de Haina

 

El vertedero de Haina arde con tanta frecuencia que en realidad es motivo de alarma. Pero en torno al último incendio, contra el cual todavía batallaban ayer cuerpos de bomberos, ha corrido el rumor, del cual se hizo el propio alcalde del municipio, de que fue provocado.

Al relacionarse el siniestro con la competencia política por la alcaldía tienen las autoridades más motivos para profundizar las pesquisas. El alcalde Osvaldo Rodríguez dijo que circulan versiones sobre los nombres de quienes provocaron el incendio, pero que prefería no darlos a conocer hasta que concluyan las investigaciones.

Por el curso que desde hace tiempo ha tomado la lucha política en el país, en que las propuestas e ideas han quedado relegadas a un segundo plano, ya nada se puede dudar. Las autoridades darían un gran ejemplo si aclaran con lujo de detalles un incendio que es tan perjudicial para la salud como para el medio ambiente.

El alcalde reconoció que el siniestro no tuvo mayores consecuencias gracias a la labor de los bomberos, así como a la cooperación de grupos comunitarios y de empresarios como Celso Marranzini. Pero el caso es preocupante.