Cójanlo



Caso dramático.-

La intención de José Esmerlin, de 25 años y paralítico desde hace cinco, eran encadenarse frente a la Procuraduría General para reclamar justicia contra la exfiscal de Montecristi, Lisset Núñez Peña, como supuesta responsable de las heridas de bala que lo dejaron en silla de ruedas.

No llegó a efectuar la protesta porque desde el despacho del procurador Jean Alain Rodríguez lo mandaron a buscar, pero sí para narrar el doloroso episodio de que según él fue víctima en 2014. Dice que el día de la tragedia retornaba de Santiago a Dajabón, donde reside, con 120 mil pesos que le envió su madre desde Italia para pagar un carro que había adquirido.

Dice que en el trayecto fue emboscado por un grupo armado encabezado por la exfiscal sometida por el escándalo de la droga en la peluquería de Villa Vásquez, herido a balazos, de los cuales uno le afectó la médula espinal, y despojado del dinero.

Dice que el hecho ocurrió frente al cuartel del Ejército de Mata de Santa Cruz donde los supuestos hombres armados y la fiscal lo esperaron. Desde entonces ha clamado una justicia que dice se le ha negado. Pero ahora con el sometimiento de la exfiscal Núñez Peña ha decidido removerlo en demanda de justicia.