Cójanlo

Dinero.
Dinero.


Deuda contratistas

 

Desde hace tiempo circulaba la versión sobre la demora con los pagos a los constructores de planteles sorteados por el Ministerio de Educación.

Hasta ahora que ha salido a relucir en una protesta de ingenieros frente al Palacio Nacional lo que se ignoraba era el monto, el tiempo y los problemas con la cuantiosa deuda. Los contratistas alegan que desde hace cinco años Educación no ha erogado un centavo de los casi 400 millones de pesos que se les adeuda por la construcción de planteles.

Y para colmo, cuando se pensaba que el problema se resolvería, el ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, paró los pagos bajo el supuesto alegato de que las obras están sobrevaluadas en un 25%. Agotados de las gestiones y endeudados los ingenieros dicen que no les ha quedado más alternativa que montar un piquete frente al Palacio Nacional para llamar la atención.

Después del caso del arquitecto que se suicidó en la sede de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) abrumado por las deudas y las presiones se pensaba que no habría más problemas con los pagos a los contratistas de planteles. Las autoridades no aprenden la lección.