Página Dos Pulsaciones

Conmoción: No basta

Conmoción: No basta

Actos de violencia en Haití.

Mientras más tiempo pasa, más crece esa violencia que estos días ha dejado decenas de muertos en Haití, elevado la inseguridad y deteriorado las condiciones de vida.

El panorama es tétrico en una nación donde a un año y un mes permanece impune el magnicidio del presidente Jovenel Moïse. Y mientras la comunidad internacional se conforme con expresar conmoción y reclamar acciones Haití no saldrá del oscuro callejón en que se encuentra.

Como si se tratara del cumplimiento de un deber, la Unión Europea, Alemania, Francia y España expresaron su “profunda consternación” por la degradación de los derechos humanos en la zona metropolitana de Puerto Príncipe, que está bajo control de bandas criminales.

Desde hace tiempo la crisis haitiana ha demandado un programa de asistencia multilateral en los aspectos fundamentales y no simples ayudas económicas que se reducen a la condición de limosna.

Antes de que exista un clima apropiado para la celebración de elecciones, Haití necesita recuperar el orden y la seguridad ciudadana, que hoy son sus puntos más vulnerables.

Tal vez sea oportuno recordar que la dolorosa calamidad haitiana ni el protagonismo de las pandillas impedirá que República Dominicana repatrie a los indocumentados haitianos que residen en este país. Frente al drama haitiano la comunidad internacional debe hacer algo más que lamentarse. Es tiempo.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos