Pulsaciones

Convención PRM: Una prueba

Convención PRM: Una prueba

Paliza, Carolina y dirigentes del PRM.

Un panorama que nada tiene de auspicioso y el disgusto de su militancia con la distribución de los empleos públicos son algunos de los factores que gravitan sobre la convención que celebrará hoy el PRM.

Por las circunstancias y el pasado que tiene en sus genes la organización, la asamblea, con todo y que ha sido ensamblada como una apuesta a la unidad, no deja de representar un desafío.

No basta con que el PRM salga bien de una asamblea en que puede darse por descontado que las decisiones serán por unanimidad, sino que la opinión pública la vea bien y la pondere.

La apuesta contiene un mensaje de unidad no solo en torno a la reelección en la presidencia del ministro administrativo, José Ignacio Paliza, y en la secretaría general, de Carolina Mejía, sino en la integración a la cúpula de figuras emblemáticas.

Se trata de un mensaje elocuente y significativo a favor de la unidad, formación y vocación de poder de la organización la nominación del experto en asuntos electorales Eddy Olivares y de la actual directora de Ética Gubernamental, Milagros Ortiz Bosch, como primeros vicepresidentes.

A Olivares se le ha visto siempre como un dirigente cercano al expresidente Hipólito Mejía y a doña Milagros como una abanderada de la institucionalidad.

El PRM se ha cuidado, en la actual etapa, de transmitir un mensaje que concuerde con el estilo y la política del presidente Luis Abinader para evitar los desbarajustes que lo han puesto a transitar la travesía del desierto.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos