Articulistas Opinión

Convergencia

Convergencia

Efraim Castillo

Aquel debate 3 de 6
(«El objetivo de todo publicitario es conocer el mercado mejor que la competencia y poner ese conocimiento en manos de creativos y artistas con imaginación y una profunda comprensión de la existencia humana»—Raymond Rubicam (1892-1978).

El «sentido común» es sentir lo que otros sienten, compartir lo que otros comparten y vivir lo que otros viven. O sea, el sentir y el compartir son los correlatos vitales de una vida plena; eso que Aristóteles señaló en su «Ética a Nicómaco. Libro X: El placer y la vida contemplativa» (349 a. C): «El placer es sentirse satisfecho de lo que es conforme a la naturaleza». Pero Aristóteles era griego y Zillé no hace liga con los griegos.

Por eso, en una de mis respuestas le expongo que todos los mercados tienen sus características, sus singularidades, sus diferencias, y que el nuestro, conformado por una mezcla de razas, no podía responder a las características del mercado italiano, o del francés, del español, o los mercados donde él había trabajado.

Le afirmo que los dominicanos somos mulatos en más de un 70% y poseemos una estructura industrial emergente, atrapada por las influencias negativas de un sistema monopólico heredado de la dictadura trujillista, y nos encontramos anclados en el oligopolio.

De ahí, que lo primero que debe hacer un experto en marketing y publicidad es adecuar las estrategias al mercado donde le toca trabajar.

En el capítulo XVI de mi libro «Pulso publicitario» («Con el tiempo los ineptos en Publicidad serán Desplazados»), explico por qué cientos de personas sin poseer títulos académicos (como yo) ocupamos puestos que corresponden a técnicos graduados. En el capítulo VII («Carta Furiosa a un Cliente») expongo la relación que debe tener el cliente con su agencia, algo que, al parecer, Zillé no ha comprendido.

En el capítulo XXV («El fracaso de la campaña publicitaria depende de su base científica»), hablo sobre lo que debe ser una campaña hija de un verdadero estudio del mercado y sus consumidores. O sea, lo que Zillé estaba diciendo —y que algunos aplaudían— ya aquí se había dicho. Y no sólo yo lo había dicho. Ya lo habían dicho Juan Llibre y Alfredo Bergés y luego lo volvieron a decir Freddy Ortiz y Pablo Chez.

Tercera intención: Esta intención del francoitaliano la tengo que clasificar como un aviso-busca-clientes, ya que el fin del neo-colono es utilizar su perorata como un ariete, como un instrumento para hacer notar y posicionar a Unitrós-Extensa entre el corpus empresarial dominicano, sin responder a lo que debería ser un discurso relacionado con la publicidad.

A Zillé le faltó estudiar nuestra idiosincrasia, esa sagrada sustancia emanada de las transformaciones históricas. William J. Stanton, uno de los grandes estrategas norteamericanos de marketing, enuncia que la «Estrategia siempre debe buscar una reacción para subirse por ella» (Fundamentos de Marketing, 1970).

Y respecto a lo enunciado por Stanton, me invadió una incertidumbre: ¿no estaría Zillé tratando de treparse sobre mi reacción a su larga cháchara?

Efraim Castillo

Efraim Castillo