Creen es de RD mujer hallaron calcinada en PR

Ana Roque Merejo
Ana Roque Merejo


San Juan, Puerto Rico.-La Policía sospecha que el cuerpo calcinado de una mujer hallado el pasado jueves en un carrito de compras de supermercado en una calle del sector de Hato Rey, en esta capital, pertenece a una dominicana, empleada doméstica que prestaba servicios a varios artistas de música urbana, quien fue reportada desaparecida la semana pasada.

La fémina desaparecida fue identificada como Ana Roque Merejo, de 39 años de edad, madre de cuatro niños, dos de ellos residentes en República Dominicana.
Según la Policía, fue reportada desaparecida desde el 26 de junio cuando su amiga Yon Cary Chanil de los Santos le notificó a las autoridades que la dejó frente a su residencia en la calle 13 de la Urbanización Caparra Terrace en el sector Puerto Nuevo, de esta capital, el pasado 23 de junio y no ha dado con su paradero.
Las autoridades procuran obtener hoy las placas dentales y muestras de ADN para realizar las pruebas periciales que determinarán si el cadáver calcinado de una mujer hallado en la noche del lunes 24 de junio en la antigua cancha de baloncesto del desaparecido complejo de viviendas Las Gladiolas, en la calle Quisqueya en Hato Rey, es el de una mucama que prestaba servicio a importantes figuras del reguetón.
Según la Policía, Ana había denunciado a su pareja Luis José Reyes Pérez, de 45 años, por una supuesta golpiza en medio de la cual le dio un mordisco que le arrancó un pedazo de la oreja derecha.
 Se informó que agentes de Violencia Doméstica radicaron cargos en ausencia contra Reyes Pérez y un magistrado le señalo una fianza de $70,000. Reyes Pérez, quien tiene familiares en la barriada Las Monjas a pasos del lugar donde fue hallado el cadáver, no ha sido arrestado.
Se citó que tras la acusación contra Reyes Pérez, de quien se dijo extraoficialmente que es veterano del ejército, los agentes
procuraron saber de la víctima para darle apoyo y no se logró dar con ella.
La uniformada dijo ayer que  Reyes Pérez había sido fichado el 15 de junio del 2016 por otro caso de violencia de género.
 En el informe policial sobre la desaparición de la mujer se  escribe   la fémina como de tez negra, ojos marrones, cabello rojo, de 5 pies 6 pulgadas de estatura y 140 libras de peso.
  Se dijo que al momento de su desaparición, Ana vestía una camisa color coral y pantalones negros. Calzaba tenis blancos.  Se dijo que la dominicana trabajaba como empleada doméstica. La mujer no tiene parte de su oreja derecha, tiene un tatuaje de las iniciales MO en la mano derecha, una flor con corazones en el pecho y la letra F.
Las autoridades procuran determinar si el cadáver calcinado de la mujer hallado en la noche del pasado lunes en un carrito de compras le falta un pedazo de la oreja derecha y si se pueden notar los tatuajes y otras características de la desaparecida.
 La familia de Ana, que reside en San Francisco de Macorís, en la República Dominicana, ha expresado su incredulidad a través de las redes sociales, según publicó hoy el periódico Primera Hora.
Según los hallazgos de la investigación, Ana es una mujer trabajadora con excelentes credenciales por su trabajo y entre sus clientes se encuentran personas vinculadas al mundo del reguetón.