Cójanlo

Crisis evidente

Crisis evidente

Sede del Ministerio de Educación, en Santo Domingo.

Que un 95% de los 11 mil aspirantes a plazas de maestros fracasara en el concurso por oposición convocado por el Ministerio de Educación pone de manifiesto la crisis que sacude al sistema de enseñanza desde la primaria hasta la universitaria.

No hay que dar muchas vueltas. Los resultados son más desalentadores de darse crédito a las versiones según las cuales los formularios con las preguntas a los concursantes circularon en las redes.

Los interesados en llenar vacantes de profesores en el nivel primario son egresados de universidades, muchos con especialidades y maestrías. Las pruebas son sobre habilidades cognitivas y cultura general. Con los datos preliminares no cabe la menor ilusión en las evaluaciones a otros 60 mil maestros de los niveles primario, inicial, secundario y para dirigir centros educativos.

Se trata de una perturbadora señal de alerta que las autoridades deben captar en toda su dimensión. El sistema educativo arrastra una crisis profunda, que ya se ha evidenciado en evaluaciones internacionales,  que es necesario enfrentar con programas eficaces que estén acorde con los nuevos tiempos.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos