Articulistas

De salud y otras cosas: Guarocuya Batista del Villar

De salud y otras cosas: Guarocuya Batista del Villar

César Mella, Psiquiatra

Por César Mella
cesarm2@codetel.net.do
|

Guarocuya Batista del Villar |

Es sin duda uno de los médicos más sobresalientes que ha producido nuestro país.
Nació un 20 de mayo en Bonao, Monseñor Nouel, cursando sus estudios primarios y secundarios en las escuelas públicas de Santiago.

Hijo de don Francisco Batista y doña Belén del Villar, ambos educadores.
Dos hembras y dos varones fueron la descendencia de esta modesta pareja. Se recuerda a Bolívar Batista del Villar, notable economista y miembro del gabinete del gobierno de Juan Bosch.

En 1956 egresó como doctor en medicina Magna Cum Laude de la entonces Universidad de Santo Domingo.
Ganó un concurso literario en la Alianza Francesa, lo que le valió ser becado por el gobierno de ese país para estudiar cardiología.

Con el profesor Durant y luego con Lenegre se formó.
por más de tres años en cardiología (adultos y niños) haciendo una concentración en electrocardiografía.
Se le recuerda por la disección que hizo de un corazón fetal de 103 días de nacido, pieza que aún se conserva en el museo de anatomistas en la sala Dissault del país galo.

De Francia gana concurso en EE. UU. y bajo la batuta de Jhon B. Jhonson en Washington hace medicina interna y cardiología. Regresó al país en julio de 1963 estableciendo una intensa relación de amistad con el entonces presidente de la República el profesor Juan Bosch. En apretada síntesis: fundo junto al doctor Héctor Mateo el Instituto de Cardiología en la Segunda Planta del Hospital Moscoso Puello Inició la formación de cardiólogos, siendo sus primeros egresados: González de Peña, García Ramírez, Marmolejos La Oz, Pichardo Estévez, Durán Fainette , Calero y otros.
Fue precursor de la técnica de Zeldinller para cateterismo cardiaco.

Se ocupó junto al doctor Chan Aquino de crear las primeras ideas para el trasplante cardiaco en el país.
En 1966 preside la Sociedad Dominicana de Cardiología.

Fellow internacional de la Sociedad Norteamericana de cardiólogos que le reconoció con el Botón de Oro. Autor del libro “ Urgencias médicas” Premio Nacional de Didáctica que ya en 1975 había vendido 20 mil ejemplares. Presidió el Colegio Médico Dominicano y fue rector de la UASD.

Fundó la revista Ciencia y Cuadernos de Postgrado. Fue el primer director (por concurso) de la división de investigaciones científicas de la UASD y de la dirección central de post grado. Coordinador de la Unión Nacional de los Derechos Humanos.

Presidió los comités de apoyo para El Salvador y Nicaragua cuando estos países estaban en guerra. Procreó a Oliver, Regis, Odile y Vicente Batista Lemaire con la dama Edith Lemaire (francesa) y a Gurocuya Batista Kunhart con la señora Verónica Kunhart.

Miembro de la Academia de Ciencias de la República Dominicana donde recibió el Laudato, máximo galardón que se otorga a un investigador. Maestro de la Medicina (CMD) y profesor meritísimo de la UASD. Todo esto a propósito del acto solemne que celebramos el martes pasado, por iniciativa del decano Wilson Mejía, en donde me tocó el honor de hacer la semblanza de este profesor, designando con su nombre, el aula no. 100 del edificio Dr. Defilló de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UASD.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos