Editorial

Dinero busca su dueño

Dinero busca su dueño

Editorial

La Superintendencia de Bancos emprende la búsqueda de ahorristas de 22 entidades financieras en proceso de disolución para hacerles la devolución de sus ahorros que totalizan $97.9 millones, por lo que esta vez no son los afectados los que gestionan su dinero, sino el ente supervisor que procura devolverlo.

Algunas de estas sociedades cesaron sus operaciones hace más de 20 años, tiempo durante el cual miles de ahorristas o depositantes no han podido dar con sus capitales, que obviamente han dado por perdidos.

La historia de quiebras de bancos comerciales, financieras, grupos de ahorro y préstamo y bancos de desarrollo ha sido larga y tortuosa para  quienes han depositado su dinero en esas instituciones, la mayoría de los cuales ha cogido lucha para recuperar su dinero  y otros todavía extravían sus ahorros.

Es por eso que se recibe como una iniciativa novedosa la emprendida por la Superintendencia de Bancos denominada “Dinero busca dueño”, que procura resarcir a ahorristas  de 52 entidades que dejaron de operar, para lo cual activó una página web de la Oficina de Servicios  y Protección al Usuario (Prousuario).

Como en muchos casos habrían transcurrido más de 20 años  desde la quiebra de entidades financieras,  si el titular de la cuenta ha fallecido, los familiares más próximos podrán solicitar ante la SB la devolución de los recursos, previa presentación de la documentación correspondiente.

Si el programa que inicia hoy la institución supervisora del sistema financiero nacional se hubiese aplicado hace 20 años, probablemente se habrían evitado muchos suicidios, quiebras familiares y corporativas a  causa de pérdida de ahorros y capitales por el cierre de entidades financieras en muchos casos por la comisión de fraude.

Se resalta que corresponde a una primera  etapa  los 97.9 millones de pesos que procuran ser devueltos a ahorristas de 52 bancos y financieras en proceso de disolución, lo que indica que  el número de instituciones  es mucho mayor como el total de dinero a reembolsar.

El superintendente de Bancos, Alejandro Fernández,  ayuda a consolidar respeto y confianza en el sistema de intermediación financiera, al procurar  devolver  los recursos de ahorrantes y depositantes de instituciones financieras en proceso de liquidación o disolución, extraviados en algunos casos desde hace más de 20 años.

Ese dinero busca a sus dueños.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos