Diputados PRM y PRSC rechazan modificar Carta



Dos diputados, de los partidos Revolucionario Moderno (PRM) y Reformista Social Cristiano (PRSC), advirtieron que rechazarán cualquier intento de agendar el tema de la modificación constitucional por parte de los danilistas aprovechando la convocatoria extraordinaria que ha hecho el presidente Danilo Medina y coincidieron en afirmar que la mayoría de la población rechaza una posible reelección del mandatario.

Ronald Sánchez, vocero del PRM en la Cámara de Diputados, dijo que los números no le dan al presidente Medina para intentar modificar Constitución y que se le habilite para intentar su tercer mandato consecutivo.

“Son 50 diputados del PRM, 34 de Leonel y 12 reformistas, serían 96 en total, por lo tanto no tienen la cantidad requerida”, manifestó.

Explicó que los diputados del PRM, y la facción de Leonel Fernández en la Cámara Caja y los reformistas suman 96 legisladores, lo que no le permitiría a los reeleccionistas sumar la cantidad de votos necesarios para sus propósitos.

Igualmente planteó que el momento para modificar la Constitución y unificar las elecciones municipales con las congresuales y presidenciales debe ser más adelante.

“El tema de la reelección es un tema muerto en el Congreso Nacional, de parte de los legisladores del PRM hemos fijado una posición clara de no a la reelección y eso es también la misma posición que tiene el sector político que encabeza en el PLD el expresidente Leonel Fernández” expresó.

Víctor Bisonó

Mientras que el reformista Víctor (Ito) Bisonó dijo que no se puede extrañar que los danilistas intenten colar una modificación, aunque les sería muy difícil porque en estos momentos el 75 por ciento de la población rechaza tal posibilidad.

Reconoció que el PLD tiene mayoría absoluta en el Senado y al menos 65 por ciento en la Cámara de Diputados si se sumaran sus aliados.

Lamentó que la República Dominicana haya modificado la Constitución en 39 ocasiones, “por lo que ese hecho nos convierte quizás en el país de la región del mundo donde se haya cambiado una constitución por apetencias personales del presidente y de grupos”.