Economía estable

1f


El Banco Central, que acaba de arribar a su 72 aniversario, es un fiel garante de la soberanía económica de la República, con la misión de proteger la moneda, garantizar estabilidad monetaria, crecimiento económico y control de inflación.

Países que adoptaron monedas extranjeras en sustitución de la propia abdicaron al control y tutelaje de sus políticas monetarias, por lo que hoy se resalta que el Banco Central se arrima a la bandera, escudo, himno y ejército, entre los símbolos e instituciones salvaguardas de la soberanía territorial, política y económica.

Es por eso que República Dominicana exhibe hoy con legítimo orgullo ante la comunidad financiera internacional a un banco emisor que junto a la Junta Monetaria asume con rigor su rol de escudero de la estabilidad macroeconómica.

El Banco Central ha diseñado una política de flexibilización monetaria en forma sectorial, que incluye la reducción de 100 puntos básicos en la tasa de interés de política monetaria, lo que ha permitido estimular las actividades productivas, lo que a su vez se traduce en crecimiento económico.

Ese esfuerzo de política monetaria ha permitido que los sectores productivos incrementen sus aportes al Producto Interno Bruto (PIB), que en el mes de septiembre alcanzó 5.1%, superior al 4,8% de agosto, lo que permitió también un crecimiento mensual de 4.8% durante los primeros nueve meses del año.

Como resultado de esa política de flexibilización monetaria, la inflación acumulada para el periodo enero-septiembre fue de 2.28%, muy por debajo de la meta del programa monetario de 4% más 1, lo que demuestra la fortaleza de los fundamentos económicos de la política monetaria.

Los altos niveles de reservas del Banco Central (US$7,680 millones) cubren más de cuatro veces las importaciones al mes de septiembre, en tanto que el déficit de Cuenta Corriente del mes septiembre es cubierto casi cuatro veces por la inversión extranjera directa, claras señales de la fortaleza de la economía.

Las felicitaciones por el cumpleaños del Banco Central van dirigidas a su gobernador, Héctor Valdez Albizu, a todos sus funcionarios, técnicos y colaboradores, cuyo trabajo tesonero y previsor ayuda a mantener a la economía por el carril del crecimiento y la estabilidad.