Guerra comercial baja demanda de petróleo

20_Economía_09_1,p01


PARÍS. AP. La guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como un mayor declive en el crecimiento económico mundial están debilitando la demanda de petróleo y bajando los precios, dijo el viernes la Agencia Internacional de Energía.
La organización con sede en París, que asesora a muchos países en desarrollo sobre políticas energéticas, redujo su pronóstico de demanda mundial de crudo para este año y el próximo a medida que las tensiones hacen mella en la actividad de los sectores manufactureros sedientos de energía en todo el planeta.
Estados Unidos ha impuesto aranceles a bienes chinos y a su vez Beijing ha respondido dejando caer su moneda, incrementando la incertidumbre para empresas y exportadores en todo el mundo.
“Las perspectivas de un acuerdo político en el tema comercial entre China y Estados Unidos han empeorado.
Esto podría llevar a una reducción en la actividad comercial y a una menor demanda de crudo“, dijo la agencia en un reporte mensual sobre el mercado energético.
La disputa comercial está empeorando una desaceleración en el crecimiento mundial y afectando la demanda de energía.
El precio del crudo ha bajado y el referente internacional se cotiza en su menor nivel desde enero, a 57 dólares el barril.
La Agencia Internacional de Energía (AIE) redujo su perspectiva en la demanda de crudo en 0,1 millones de barriles por día a 1,1 millones de barriles este año y 1,3 millones para 2020.
El reporte indica que las tensiones en el Golfo Pérsico, donde algunos buques petroleros han sido atacados en medio de tensiones diplomáticas entre Estados Unidos e Irán en particular, han elevado las preocupaciones, pero el mayor impacto viene de las disputas comerciales y el menor crecimiento.
“El panorama es frágil, con una mayor probabilidad de una revisión a la baja en la demanda“, agregó el organismo.
En tanto, el suministro permanece amplio a pesar de los esfuerzos de algunos países como Arabia Saudí para producir menos crudo y así elevar su precio.
La agencia, que asesora a muchos países en desarrollo sobre políticas energéticas, redujo su pronóstico de demanda mundial de crudo para este año y el próximo por el alza en las tensiones.