Noticias importante Reportajes

Haitianos ven muro no frenará entrada ilegales

Haitianos ven muro no frenará entrada ilegales

Lago Azuei en Jimaní. En esta área se construye el muro fronterizo dominico-haitiano. Jorge González

Jimaní.- El Gobierno de República Dominicana está construyendo una verja o muro para evitar que continúe la entrada ilegal de haitianos a territorio quisqueyano, una obra que ha encontrado el apoyo de la mayoría de ciudadanos criollos.

Sin embargo, haitianos consultados sobre la construcción de dicha obra creen que la emigración desde su país hacia el lado dominicano no se detendrá, ya que, según afirman, «se trata de un asunto de sobrevivencia».

Un camión con haitianos en las cercanías de Jimaní. Jorge González
Un camión con haitianos en las cercanías de Jimaní. Jorge González

«Yo vivo aquí en Dominicana y encuentro qué comer, pero allá en Haití hay mucha gente que está muy mal, entonces, no se van a dejar morir. Ningún muro impedirá que vengan a vivir aquí», dijo el haitiano Jean Louis Pierre, residente en la fronteriza ciudad de Jimaní, a unos 265 kilómetros de Santo Domingo.

Otros, como la comerciante Teonir Larouse, creen que la inmigración ilegal de haitianos es «un negocio muy amplio, que no se va a terminar porque se construya un muro».

«Ese tráfico ilegal involucra a muchas personas, porque se benefician autoridades civiles de ambos países, así como los militares que están en la frontera», afirmó la extranjera, residente en el lado haitiano, fronterizo con la ciudad de Pedernales, a 306 kilómetros de Santo Domingo.

DSC 1616
Haitianos ven muro no frenará entrada ilegales 5

Asimismo, Joseph Palom, residente en Jimaní, entiende que el tráfico de ilegales se va a mantener más allá de la construcción de la verja perimetral, que construye el Gobierno dominicano.

Te puede interesar leer: El Sur, una zona rica en recursos naturales

«Si no pueden cruzar el muro, lo harán por la montaña, aunque será más difícil, pero por la loma siempre se ha cruzado», aseguro.

Haití atraviesa por un momento difícil, ya que grupos armados se enfrentan a diario por el control de zonas donde prima el contrabando de mercancías, incluyendo cargamentos de drogas procedentes de América del Sur.

DSC 2598
Una patrulla del Cesfront vigila por el muro fronterizo que se construye en Jimaní. Jorge González

Las organizaciones armadas cobran peajes para permitir su estadía en esa nación, desde donde los estupefacientes son trasladados hacia Estados Unidos para ser comercializados, de acuerdo a periodistas haitianos.

También puede leer: Detalles del muro fronterizo en la zona de Jimaní

DSC 2644
Lago Azuei en Jimani
Juan Julio Gómez

Juan Julio Gómez