Articulistas Opinión

¡Hazte oír, dominicano!

¡Hazte oír, dominicano!

Manuel Fermín

La sensación que recorre el país es que el Gobierno está cargado de todo un colectivo visible de pro haitianos, una suerte de núcleo duro de la solución dominicana a esa permanente crisis. Son masa crítica.

Es un engaño al público la regularización a gente agresiva y montaraz, otorgar ciudadanía con documentos falsos, ofrecer los hospitales públicos y escuelas, y para colmo construir un muro para favorecer la Aduana de Haití. Toda una haitianización más que emocional, ideológica.

El relato de hechos con respecto al comportamiento de la autoridad nacional ante las constantes violaciones de nuestra soberanía, se suma a una larga serie de escándalos que deben alertar a la ciudadanía. La sociedad ha venido tolerando que quienes la dirigen hagan y deshagan con la acogida de una migración haitiana que ha venido soliviantando a todo el conglomerado nacional.

La nación se hace maestra de esta tendencia de tolerancia.
Hay que endurecer las medidas contra esta enmascarada “necesidad de acogida de refugiados” y, al mismo tiempo, enfrentar sus agencias y quienes descaradamente la estimulan. Incluso, entienden que el delito de invadir el territorio es un derecho de “paso de frontera” y que no debe exponerlos a las deportaciones. Por esa razón venimos pidiendo firmeza cuando vemos replegado el carácter nacional, que se ha hecho demasiado permisivo ante el peligro de nuestra seguridad.

Es una posición aceptada en todo el mundo, y no es ofensiva ni represiva rechazar la complacencia oficial ante tantas agresiones, por lo que entiendo que debemos internacionalizar nuestra denuncia de la situación migratoria, pues República Dominicana debe volver a ser República Dominicana y encaminar su proceso evolutivo de desarrollo y emerger con quienes ejerzan el liderazgo patrióticamente, para allanarlo. Este pueblo que ha sido tan valiente con el machete y tan dócil con el voto, debe reaccionar y exigir respeto.

Manuel Fermín

Manuel Fermín