Articulistas Opinión

Horror en comicios EU

Horror en comicios EU

Chiqui Vicioso

Escribi un articulo sobre De Santis, quien actualmente se proyecta como proximo presidente republicano de USA, en medio de la pandemia del Covid, cuando ochenta millones de norteamericanos aún no se vacunaban, y USA no podia declararse inmune al COVID, en su peor manifestación: la Delta.

La tasa de muerte infantil por el virus provoco que la Superintendente del sistema escolar de la Florida, ordenara que los estudiantes usaran mascarillas, algo a lo que el gobernador del Estado, De Santis, se opuso tan agresivamente que emitió una ley que obligaba a niños y maestros a asistir a clases sin mascarilla.

A esta acción respondió un juez bloqueando el dictamen del Gobernador, en un juego de poder donde las únicas víctimas fueron la infancia y juventud.
El asombro arropo a Norteamérica cuando los noticieros mostraron el violento enfrentamiento entre un grupo de padres pro- mascarilla y los contrarios, lo cual provoco que, estupefactos, nos preguntáramos como era posible que en pleno 2022 regresaramos al Medioevo, precisamente en un país donde es tan fácil tener acceso a los medios de comunicación.

Y, ¿cómo era posible que el gobernador De Santis, pudiera cometer un crimen de tan lesa humanidad contra la gente de Florida, sin que hubiera consecuencias?

En esa coyuntura De Santis era un politiquero empeñado en proyectarse en el Partido Republicano y para ello actuaba de manera más conservadora y fanática que el propio Trump, una politiqueria que como demuestran las recientes elecciones de medio termino le dio excelentes resultados.

Su victoria, la cual lo catapulta como el rival de Trump para las próximas elecciones presidenciales realmente nos hace dudar sobre el estado mental de la gente que vive en la Florida, capital y refugio de todos los reaccionarios del mundo, y si no del mundo de America Latina.

Para Trump, padrino de estos políticos innombrables una cosa es llamar al diablo y otra verlo venir, porque ahora la competencia ya no le viene de los demócratas sino de los mismos desalmados que ha aupado tanto a nivel de la base (donde desato el demonio del fanatismo con consecuencias como las del seis de enero, cuando sus seguidores atacaron violentamente el Congreso de los Estados Unidos), como para cargos congresionales y gubernamentales.

Los que observamos con cuidado este proceso solo podemos lamentar que un país que tiene una clase intelectual, científica y artística de tan altísima calidad, de tan altísimo nivel, produzca bestias como De Santis, o el propio Marco Rubio, quienes no han dudado en apelar a la mentira, la calumnia, y manipulación de la ignorancia para lograr proyectarse como políticos importantes a nivel nacional.
¡Dios salve a Norteamerica!

Chiqui Vicioso

Chiqui Vicioso