Editorial

Informe FMI

Informe FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha ofrecido un informe favorable sobre el desempeño de la economía dominicana, de la que dijo ha sido una de las más dinámicas de la región durante la última década, sostenida en un crecimiento robusto, estabilidad macroeconómica, una posición externa sólida y mejora notable en los indicadores sociales.

A esa fortaleza es que el FMI atribuye lo que definió como una respuesta decisiva de política económica emprendida por el Gobierno y autoridades monetarias que pone a la economía en una senda de recuperación en 2021, con un crecimiento estimado en 5.5% del Producto Interno Bruto (PIB).

En el informe se resalta que el Banco Central redujo oportunamente su tasa de política y amplió la liquidez para respaldar el crédito, mientras que la Junta Monetaria flexibilizó el marco prudencial, medidas que según el FMI contribuyeron a mantener la estabilidad macroeconómica a pesar del choque externo causado por la pandemia.

Esteban Vesperoni, jefe del equipo del FMI, ha remarcado que se requiere “una buena secuencia de reformas para reforzar un crecimiento inclusivo y para acelerar la convergencia a niveles de ingreso de países más avanzados”, con lo que se refiere a reformas fiscales y del sector eléctrico, como forma de asegurar la sostenibilidad de la deuda.

En ese informe preliminar se reconocen los esfuerzos del Gobierno para mejorar la gestión de las finanzas públicas, la transparencia en la ejecución y la presentación de informes sobre el gasto público, “los cuales pueden generar apoyo para otras reformas fiscales”.

Las autoridades deberían poner especial atención a la sugerencia de los comisionados del FMI para que se apruebe una ley de recapitalización del Banco Central, lo que fortalecería su independencia institucional y financiera, y una ley de responsabilidad fiscal que permitiría definir políticas fiscales a mediano plazo bajo el compromiso de garantizar sostenibilidad de la deuda.

En una reiteración de su sugerencia sobre la necesidad de una reforma fiscal, el equipo del FMI advierte que “la recaudación de impuestos en República Dominicana está rezagada en comparación con sus pares” y que “hay margen para movilizar más ingresos ampliando la base impositiva y racionalizando las exenciones con una adecuada calibración del impacto distributivo”.

El informe del FMI representa un valioso documento que debería servir al Gobierno, clase política y sector productivo como una guía reflexiva sobre qué hacer para garantizar crecimiento, sostenibilidad y expansión de la economía, desarrollo humano, incremento del ingreso y consolidación de la institucionalidad y la gobernanza.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos