Articulistas Opinión

José Joaquín Puello

José Joaquín Puello

El martes pasado el Aula Magna de la Universidad Primada de América (UASD) se vistió de gala para recibir en su seno al profesor meritísimo José Joaquín Puello para exaltarlo a la condición de Honoris Causa.

Se trata de un médico natural de San Juan de la Maguana que llegó a los 16 años a estudiar medicina en la  casa de altos estudios en donde se recibió de médico con honores de magna cum laude.

La titulación fue concedida por la junta directiva de la Facultad de Ciencias de la Salud y ratificada por el Honorable Consejo Universitario.

Recién graduado marchó a Londres, Inglaterra, para formarse como c irujano del sistema nervioso.

Durante 5 años tuvo un profundo entrenamiento en neurocirugía para luego hacer algunas rotaciones en Estados  Unidos.

En los años 70 se incorporó a la plantilla docente de la UASD para enseñar neurociciencias.

Durante su vida como discente fue dirigente estudiantil y miembro del Consejo Universitario.

José Joaquín dividió su ponencia de agradecimiento en tres aspectos:

El papel de la UASD en la decapitación de la dictadura y en anidar las ideas revolucionarias, hecho que vinculó a la fundación de la Federación de Estudiantes Universitarios (FED).

En segundo término, pronunció un emotivo agradecimiento a los que fueron sus forjadores o profesores, mencionando con orgullo a los grandes precursores de lo que es hoy la Facultad de Medicina.

 Dos momentos elogiaron al galardonado, el de la doctora Rosell Fernández,  decana de la Facultad de Ciencias de la Salud,  quien habló en representación del Consejo Técnico, y las palabras  de la rectora magnífica Enma Polanco quien ponderó la unanimidad en la votación de todos los  organismos en donde se conoció esta petición hasta llegar al Claustro Universitario.

El tercer y ultimo tramo del discurso del Dr. Puello Herrera lo dedicó al cerebro.

El profundo análisis lo llevó desde la fecundación pasando por la mórula, la blástula etc., para  justificar cómo el sistema nervioso se deriva del ectodermo, es decir por las células precursoras de la piel.

Revisó  el  curso de las investigaciones que han costado siglos para que  el ser humano entienda las funciones cerebrales superiores.

Con profundidad bioética se declaró como creyente y aseguró que entiende el evolucionismo propuesto por Charles Darwin y otras.

He escuchado muchas conferencias magistrales en ese vetusto y sagrado claustro, pero esa ponencia sobre el futuro de las neurociencias califica para editar lo que constituye el  honor que tiene como causa la brillantez… hecha palabra hablada.

Por César Mella

cesarm2@codetel.net.do

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos