La gripe también es común en el verano



Aunque en la temporada de invierno es más común, también en el verano la molestosa gripe ataca, sobretodo en las personas más vulnerables, como los niños menores de 5 años y las personas mayores de 60.

Así como de común es el virus gripal, también existen una serie de remedios caseros y recomendaciones que ayudan a ser menos tedioso este difícil proceso.

Uno de los principales cosas que se debe hacer cuando se está agriado es permanece hidratado. El agua, los jugos, el caldo claro o el agua tibia con limón y miel ayudan a aflojar la congestión y previenen la deshidratación. Los síntomas gripales muchas veces vienen acompañados de dolor de garganta, por lo que unas gárgaras de aguan tibia con limón puede mejorarlo .

Tomar líquidos calientes como sopa de pollo, té o jugo de manzana caliente, es un remedio contra el resfrío que se utiliza en muchas culturas y podría tener un efecto relajante y aliviar la congestión al aumentar el flujo de mucosidad.
La vitamina C podría ser el mejor aliado para combartir y mejorar los procesos gripales .

Los purificadores ayudan a renovar el ambiente y a mantener una correcta humedad, algo imprescindible para que las mucosas no se resequen y se inicie, de esta forma, el proceso catarral.