Semana

Manipulación y desinformación en reclamo ruso del mar Negro

Manipulación y desinformación en reclamo ruso del mar Negro

“En una guerra, la primera víctima es la verdad”.
Esquilo, filósofo de Grecia Antigua.

Vladimir Putin tiene absoluto derecho de reclamar y preservar la salida de su país al mar Negro por
el Donbás, además de Crimea conforme
es tradición

Para empezar, Ucrania formó parte territorio de Rusia, declarando independencia en 1917, inicio Revolución de octubre, reiterando independencia el 24 de agosto de 1991, quedando en su territorio 17 millones de rusos.
Ucrania es Rusia, y Rusia es Ucrania, por apelativos históricos y presencia rusa en Ucrania.

El justo reclamo a que tiene absoluto derecho el presidente Vladimir Putin, de Rusia, de preservar la salida de su país al mar Negro por el Donbás, además de Crimea, ha disparado, conforme es tradición, los detestables demiurgos de manipulación y desinformación, comenzando por las agencias noticiosas Prensa Asociada, matriz empresarial judía, y EFE, gobernada por el miedo de OTAN.

Por supuesto, esa onda desconceptualizada conectó en nuestro país, detectando con pena, adobada con risas, elementos que se dicen periodistas siendo otra su profesión, y llamados periodistas incapaces de documentarse para luego opinar, despotrican sin soportes de argumentos zurcidos a la verdad.

Lamentable que agencias noticiosas citadas y desbarre de columnistas del patio, esquiven los motivos reales que indujeron al presidente Putin exigir a Ucrania varios puntos, rechazar ingresar a la OTAN, principal, y a su presidente Volodimir Zelenski, infeliz marioneta del presidente Joe Biden, que en vez de mediar y arribar a un consenso laudable en Ucrania, aprovecha su desventura vendiéndole más de US$1,500 millones en armas, conocedor que solo su país podría vencer a Rusia en una aniquilante guerra atómica, compinche del poder militar-industrial, uno de los catetos del poder en EEUU, completado por el Congreso y el presidente.

El acopio armamentista a Ucrania auspiciada por el presidente Biden, solo conseguirá mayor destrucción de infraestructuras vitales o no, mayor éxodo de refugiados, paralización aparato productivo, comenzando por el trigo, y ruina del país, que Biden debió evitar, siendo el gran culpable de la tragedia ucraniana, seguido por su triste títere Zelenski.
Una simple mirada a un mapa de Ucrania, permite visualizar lo estratégico que para la seguridad nacional de la Federación Rusa es la porción geográfica de Ucrania que conecta al mar Negro, vital que para su seguridad representa el Donbás y las repúblicas separatistas de Lugansk y Donetsk, y el puerto de Mairúpol.

Rusia tiene en Crimea la única base militar en el mar Negro, motivo crucial de su anexión, revirtiendo el despropósito de Nikita Kruhushev donar a Ucrania el 27 de febrero de 1954, simbólica donación apenas comentada por Pravda, eximiendo a la economía rusa, apenas salida de la II Guerra Mundial, del costo sufragar economía Crimea, 27 mil kilómetros cuadrados, punto estratégico de futuro valor geográfico para hoy la Federación Rusa, en un escenario de puja geopolítica y modificación proceso multilateral, muy diferente a 1954.

Ilustración del valor estratégico del Donbás para Rusia, merece un leve ejercicio mental, reacción EEUU si México acepta a Rusia instalar una base militar en su frontera.

Esa coyuntura ninguna agencia noticiosa ni algún articulista criollo exponen, símil de manipulación y desinformación de verdaderos motivos de esta guerra, que con todo derecho protagoniza Putin en Ucrania.

Propalan efectos de sanciones a Rusia por el terror de Unión Europea apalancada por EEUU, ignorando que antes de ordenar a sus fuerzas armadas ocupar el Donbás, Putin reunió su gabinete, militares y economistas, previendo consecuencias decisión reclamar ampliar salida al mar Negro, temario de máxima seguridad estatal para Rusia.

Solo por concepto de licuar gas a UE, Rusia percibe diario 750 millones de euros, que exige en rublos, suspendiendo, abril 28 flujo gas a Polonia y Bulgaria, por negarse pagar en su moneda, traduce que el factor económico no postrará a Moscú, porque UE sencillamente resulta imposible disponer otro socio de gas, y Biden es incapaz de acudir en ayuda UE en este menester vital.

Exigir pagos en rublos como moneda de cambio extra frontera de Rusia, es parte del plan de Putin restar protagonismo al dólar, con el auge del bitcoirn por medio, y el astuto y estratégico silencio de Pekín ante la ofensiva de Putin ampliar salida al mar Negro, propiciando un real nuevo mundo multilateral, fragmentando el esquena EEUU de dominio planetario unilateral, estrategia silente, por ósmosis, tándem Moscú-Pekín.
Un cable de EFE fechado en Nueva York divulgado abril 28 reciente, intitula:

“Como el mundo discute garantizar justicia a Ucrania”. Cuando para ser justos y hacer justicia, reconocer el derecho de Rusia ampliar su acceso al mar Negro, Rusia es quien merece justicia.

Ese abril 28, Putin amenazó con ataques relámpagos en caso de injerencia extranjera en Ucrania, cumpliendo palabra destruyendo cargamento armamento a Ucrania por EEUU.

En principio, la estrategia de Putin consistió en reclamar amplitud acceso Rusia al mar Negro, diseñando una operación militar contenida, quirúrgica, causante de menores daños, y por eso la demora en tomar Kiev, concentrado en dominar el Donbás, clave de su operación armada.

Con un raid aéreo, Kiev hubiese resultada destruida, pero ese diseño no es su propósito, todo lo contrario, circunscrito al Donbás.

Donbás conecta al sur con Crimea. Así, amplía y consolida la seguridad de Rusia en el mar Negro.
Es cuanto aspira y logrará Putin con su acción armada en Ucrania.

Por: UBI RIVAS
ubirivas30@gmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos