Pulsaciones

Mejor prevenir

Mejor prevenir

El Gobierno tiene que actuar con prontitud frente a las estructuras en peligro ante un eventual gran terremoto en República Dominicana. Que hay que intervenir 290 escuelas que presentan riesgos de construcción en caso de sismos, así como algunos hospitales, los túneles de las avenidas 27 de Febrero y John F. Kennedy y algunos pasos a desnivel, es una tarea de extrema urgencia.

Según especialistas, el país está en una zona de cuidado, sin que esto signifique alarmar a la población, y la falla más peligrosa de la isla es la que atraviesa a la ciudad de Santiago, la cual presenta un alto riesgo frente a un sismo de gran magnitud.

El presidente Luis Abinader no debe escatimar esfuerzos y recursos para prevenir una catástrofe mayor en caso de un fenómeno de esta naturaleza.

Hay que tomar en cuenta que en el país, la gente construye de manera informal sin tomar en cuenta los materiales necesarios para tener una vivienda segura, como tampoco tiene la suficiente preparación para hacer frente a este tipo de fenómenos naturales.

También sería conveniente evaluar las estructuras de estas grandes torres, principalmente la del Mirador Sur, para saber si soportan un sismo de gran magnitud.

Además de esas evaluaciones estructurales es necesario realizar un adiestramiento a nuestro personal de socorro y una campaña de educación ciudadana para saber cómo actuar ante estas situaciones de emergencia, que podrían suponer el paso entre mantenerse con vida o la muerte.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos