Opiniones

Ministerio Público independiente

Ministerio Público independiente

Desde la proclamación de la primera Constitución de la República el 6 de noviembre de 1844 en San Cristóbal a la fecha el gobierno dominicano ha sido ejercido de maneja tripartita, es decir dividido en Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial, cuya enunciación en la propia Carta Magna no significa que uno está por encima de los otros, aunque en las repúblicas parlamentarias en lugar de Poder Legislativo este recibe el nombre de Parlamento y el Poder Ejecutivo el nombre de Primer Ministro.


Durante más de 160 años el sistema tripartito establecido el citado 6 de noviembre permaneció sin cambios en sus nombres hasta la reforma constitucional del 2010, cuando se estableció la real independencia del Poder Judicial, con la creación de la carrera judicial con 2 ramas, una encargada de designar los jueces y la otra a los procuradores fiscales.


Ahora los aspirantes a jueces o fiscales tienen que hacer estudios especializados para su cabal formación y posterior nombramiento, con lo cual se abandonó el antiguo sistema en que los jueces eran nombrados por el Senado, una de las 2 ramas del Poder Legislativo, y los fiscales por el Poder Ejecutivo o Presidente de la República, lo que dio al Poder Judicial su auténtica independencia.

Yeni Berenice Reynoso, Procurador General adjunta.


Ahora mismo como máxima representantes de los procuradores fiscales, tenemos a la Procuradora General de la República la doctora Miriam Germán Brito, y a la fiscal de la provincia de Santo Domingo, doctora Yeni Berenice Reynoso dos abogadas a quienes les pesan los ruedos de sus togas y solo tienen como norte para el cumplimiento de sus deberes lo que establecen las leyes, al margen a los intereses políticos, económicos, o sociales y los nexos familiares.


Esta verdadera independencia del Poder Judicial, que tanto nos ha costado, debemos defenderla cueste lo que cueste y duelale a quien le duela, porque el interés de la República depende en gran medida de la independencia del Poder Judicial, que recién ahora estamos estrenando.


Ahora mismo tanto el Senado como el Presidente de la República respetan esa independencia judicial que tanto trabajo nos costó a lo largo de casi 177 años de vida independiente, ya que por primera vez no tenemos magistrados que deban sus cargos a los intereses económicos, o partidarios, con las doctoras Germán Brito y Reynoso quienes deben permanecer en sus cargos hasta por lo menos el cambio de gobierno que ocurra el 16 de agosto del 2024, si es que este llega a ocurrir.

El Nacional