Articulistas

Para joder a los cubanos

Para joder a los cubanos

La decisión del Gobierno de Cuba de dejar de aceptar desde ayer lunes dólares en efectivo, obliga a los cubanos a utilizar desde hoy otras divisas extranjeras para acceder a los escasos productos básicos que solo se encuentran en las tiendas que creó la dictadura y donde se aceptan únicamente «monedas libremente convertibles»
La nueva medida tiene lugar en un momento crítico para esa nación, cuya economía, por la pandemia y la caída del turismo, ha registrado los peores resultados de la región con un negativo 11% del PIB en 2020 según datos oficiales.

Por más que pretendan justificar las autoridades cubanas, la nueva medida sólo sirve para joder a la población, si tomamos en cuenta que el 65% de las familias cubanas recibe algún tipo de remesa desde el extranjero, ya sea de familiares y amigos.

Y la situación se hará incluso más difícil para el otro 35% de la población, el que no recibe nada y tendrá que pagar precios más caros para acceder a las tiendas por moneda libremente convertible para comprar alguna comida», añade.
De acuerdo a algunos teóricos sobre el tema, la decisión aumenta la liquidez de los bancos, reduce de alguna manera la cantidad de dólares que está circulando en el mercado negro y, como los cubanos tienen que depositar la divisa en tarjetas que el mismo gobierno entrega, permite a las autoridades una mayor trazabilidad de la moneda, «saber dónde está y cómo la gente usa ese dinero».

La misma mañana en que se anunció la medida, el Club de París, la organización que reúne a las principales acreedores de la deuda externa de la isla, anunció que había dado un nuevo plazo a Cuba para liquidar los más de US$5.200 millones que debe al organismo multilateral (cifra hasta 2019, última disponible) y cuyos plazos la isla no pagó en 2020.

No debemos olvidar que en el 2015, la organización multilateral le había condonado una deuda de 8 mil 500 millones de dólares a Cuba, y que un par de años después la Unión Soviética hizo lo mismo con otra deuda de 38 mil millones de dólares, pero aún así la población no sintió los beneficios, por el contrario, la situación económica empeoró para la gente.

Por: José Antonio Torres
[email protected]

El Nacional