Posible demanda ante Supremo para publicar informe sobre trama rusa en EE.UU.  



Washington, (EFE).- El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU., el demócrata Jerry Nadler, advirtió este domingo que está dispuesto a presentar una demanda ante el Tribunal Supremo para conseguir la publicación íntegra del informe del fiscal especial Robert Mueller, que terminó este viernes.

“Es muy crucial que el informe completo y las pruebas que lo respaldan se divulguen al público”, apuntó Nadler en declaraciones al programa “State of the Union” de la cadena televisiva CNN.   Mueller, que ha investigado los lazos entre la campaña del 2016 del ahora presidente, Donald Trump, con Rusia, entregó este viernes su informe final al Departamento de Justicia, que ahora debate si, hasta qué punto y cuándo hará público su contenido.

Nadler avisó que está “absolutamente” dispuesto a recurrir a la máxima instancia judicial del país, el Tribunal Supremo, para conseguir que eso suceda, aunque aseguró que el comité que dirige “tratará de negociar y probar todas las demás vías primero”.   “Sabemos que hubo conspiración. No sabemos porqué no ha habido (más) acusaciones”, consideró Nadles.

En su intervención, el congresista demócrata aseguró que Trump “claramente” obstruyó a la justicia durante la investigación de Mueller.   En las últimas horas, los líderes demócratas del Congreso, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, han abogado por la “transparencia” y han pedido al fiscal general, William Barr, que haga público el contenido íntegro de las pesquisas de Mueller.

Hoy mismo, un portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley, confirmó en declaraciones a los periodistas que ni Trump ni su personal ha recibido ningún tipo de información sobre las conclusiones de esa investigación.   El documento final no incluye nuevos cargos, ni siquiera imputaciones bajo secreto de sumario, lo que descarta la posibilidad de que Trump pueda quedar sujeto a una acusación federal que solo se haga pública una vez que abandone la Presidencia, como se rumoreaba en Washington.

Fue en mayo de 2017 cuando Mueller tomó las riendas de la investigación sobre Rusia, justo después de que Trump despidiera al entonces director del FBI, James Comey, quien había continuado las pesquisas sobre la presunta injerencia rusa que esa agencia inició en el verano de 2016.   Desde entonces, el fiscal especial ha imputado a 34 personas, incluidos seis exasesores de Trump -Paul Manafort, Rick Gates, George Papadopoulos, Michael Cohen, Michael Flynn y Roger Stone- y 26 individuos rusos, que probablemente no serán juzgados porque EE.UU. no tiene tratado de extradición con Rusia.