PRIMERA FILA: Alentador

2_Actualidad_06_9,p04


La demora para controlar la pandemia de coronavirus evidencia cuán desamparada estaba la población frente a una crisis sanitaria que surgió prácticamente de la noche a la mañana. La enfermedad, que ha infectado a más de 480 mil personas y causado 21,500 muertes, ha cuestionado la capacidad de las superpotencias y puesto a las grandes fortunas a rasgarse las vestiduras. Pero el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, consideró que pese a la velocidad con que se ha propagado se puede cambiar el curso de la pandemia. Si los gobernantes de los 20 países más ricos del planeta aumentan la producción de “herramientas salvadoras en medio de la escasez actual” se puede cantar victoria. Adhanom no dijo cuáles son esas herramientas, pero es obvio que ya se conoce la fórmula para evitar que el virus continúe haciendo estragos.