Cójanlo

Redadas policiales

Redadas policiales

La pandemia no ha pasado, y si las autoridades se descuidan la propagación del virus está supuesta a prolongarse más de lo previsible.

Se tiene que actuar para que se respete el toque de queda y el protocolo sanitario, pero la Policía tiene que ser muy comedida con las odiosas redadas de que se ha dado cuenta. Y no porque siempre dan de que hablar.

En Santo Domingo Este se ha informado la detención de decenas de personas durante la intervención de unos 200 barrios por supuesta o real violación del toque de queda. No es criticable que se aplique la ley, más aún con los teteos y otras violaciones sin justificación alguna, que constituyen auténticos desafíos al principio de autoridad.

Además del problema sanitario las autoridades tienen que velar también por la seguridad de la ciudadanía. Antes que pausar la delincuencia parece que ha aprovechado las restricciones para hacer de las suyas.

Pero los agentes tienen que ser flexibles y respetuosos en los operativos y con las detenciones, porque se han dado casos de violaciones involuntarias, sino por fuerza mayor. En los operativos se tendrá siempre que tomar en cuenta que intervención no significa represión ni atropello.

El Nacional