Articulistas

Siempre con la verdad

Siempre con la verdad

Ramón Rodríguez

El COD debe disculparse
De ser cierto que el Comité Olímpico Dominicano autorizó una suma considerable en dólares para viáticos de algunos de sus miembros que no hicieron el viaje a Tokio, lo justo es que pidan perdón a los dominicanos por haber despilfarrado sus impuestos.

De comprobarse que esos viáticos fueron aprobados por 29 días, a sabiendas de que los juegos durarían sólo 16, entonces los miembros del COD, deben ponerse de hinojos y no sólo, pedir perdón a los contribuyentes, sino al presidente de la República, Luis Abinader y al ministro de Deportes, Francisco Camacho, quienes pusieron en sus manos la friolera de 213 millones.

De ser verídico el rumor que anda de boca en boca de la existencia de tarjetas abiertas de créditos sin ningún protocolo de uso, entonces, estamos ante un irrespeto mayúsculo a la confianza que las autoridades oficiales han deposita al Comité Olímpico Dominicano y a su presidente, Antonio-Colin-Acosta.

Lo lamentable y hasta vergonzoso es que, ante el escándalo por los injustificables viáticos, el Comité Olímpico Dominicano, nunca ha desmentido, ni esclarecido ‘’ el alboroto de los viáticos’’.

Pienso que el presidente del COD, debe ser el primero en proponer una comisión para que le explique al país y a los sectores vulnerables, si es cierto que se dieron tantos dólares en viáticos a personas que no hicieron el viaje, violando el código ético de justificación de recursos públicos.

Sé que algunos de los miembros del COD, incluso su presidente, Antonio Acosta, no tienen necesidad de hacer uso de viáticos, pero su silencio, los hace cómplices del escándalo público.

Algunos editores deportivos, como Leo Corporán, Dionisio Soldevilla, Hugo López Morrobel, entre otros, han manifestado la importancia de la transparencia en el deporte, pero equivocadamente, algunos miembros del COD, enarbolan el criterio de que la prensa no vota en sus elecciones.

La pelota está en el terreno del Ministerio de Deportes, pues ya hemos escuchado en varias ocasiones, decir a Francisco Camacho, que los 213 millones hay que liquidarlos correctamente y que él tendrá una lupa en sus manos. Eso esperamos.

La esgrima da grima
Solamente hay que pasar por los alrededores del pabellón de esgrima y la suciedad es un claro indicativo de que la gestión que encabeza, Luis Ciprián, no ha dado pie con bola. Hay un estancamiento en la esgrima y un serio cuestionamiento de un sector de esgrimistas, sobre el uso de los recursos públicos que recibe esa federación.

No se puede tapar el sol con un dedo. Hay muchos problemas en esa federación y la desconfianza es enorme. El COD lo sabe, pero guarda silencio.

Por. Ramón Rodríguez
[email protected]

El Nacional