Editorial Opinión

Solidaridad

Solidaridad

Los dominicanos están convocados a expresar solidaridad continua y absoluta con los mineros Gregory Alexander Méndez y Carlos Yépez Ospina, atrapados desde hace una semana en una mina subterránea de metales en Cerro Maimón, Monseñor Nouel, porque ese drama debería  perturbar a toda la nación.

Ese tipo de accidente se torna frecuente en instalaciones en diversas regiones del mundo, donde generalmente  las labores de rescate  resultan exitosas, aunque también se registran tragedias  de mineros que mueren  en el interior de túneles bloqueados por derrumbes.

Es el caso de diez mineros que ayer cumplieron cuatro días  atrapados en una zona de un  yacimiento de carbón en el norte de México, que se derrumbó a causa de una inundación, por lo que las autoridades trabajan contra el tiempo para poder enviar  buzos que puedan bajar hasta el lugar anegado para rescatarlos.

En el yacimiento de Maimón decenas de brigadistas trabajan día y noche en la ingente tarea de rescatar con vida a Méndez y a Yépez Ospina, con el empleo de retroexcavadoras y otros equipos, una labor que merece la atención de la ciudadanía.

 Son muchas las posibilidades de que las labores de rescate concluyan  en anhelado éxito con la incorporación de máquinas y otros equipos de diversas tecnologías, aportados por el gobierno canadiense, que incluye un taladro con más de 25 mil libras de peso.

El presidente Luis Abinader también dispuso que la máquina tuneladora empleada en labrar túneles en la ampliación del Metro de Santo Domingo sea incorporada en los trabajos  de localización de los mineros atrapados en la mina de Maimón.

Accidente como el ocurrido en ese yacimiento  podría replicarse en el futuro porque en la minería moderna  las extracciones se realizan mediante  la perforación de túneles y no de excavaciones a cielo abierto, por lo que se requiere  mayor  supervisión y  estricto cumplimiento de los protocolos para extraer minerales.

Ante  la situación que padecen hoy los dos trabajadores mineros  de la mina de Maimón, que quedaron atrapados a causa de un derrumbe, se convoca a la solidaridad colectiva y se aboga para que las labores de rescate continúen noche y día hasta que  esos trabajadores sean rescatados sanos y salvos y puedan retornar al seno de sus respectivas familias.

Te puede interesar leer: Instalan equipos con que sacarían 2 mineros

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos