Álex entra al libro Guinness de Récords



Un año después de su retiro del béisbol, Alex Rodriguez entró al prestigioso libro Guinness de Récords Mundiales.

Rodríguez, quien llegó a un acuerdo con los Yankees de Nueva York para dejar el juego el 12 de agosto del 2016, más de un año antes de que concluyera su contrato, recibió los pergaminos que oficializan las marcas mundiales que le reconoce Guinness: Más jonrones con las bases llenas (25) en una carrera de Grandes Ligas, el jugador más joven en alcanzar 500 jonrones (32 años y 8 días) y por ser el tercera base con más cuadrangulares en una temporada (54 en el 2007).

Las menciones al pelotero dominicoamericano aparecerán en la edición del 2018 del Libro Guinness de Récords Mundiales, que será la número 63 de la institución.

“Cuando crecía, nunca pensé que estaría cerca del libro de récords. Mi única meta fue hacer mi equipo juvenil, mi equipo en el bachillerato y, por supuesto, conseguir una beca, ya que mi madre no podía pagar una carrera universitaria”, dijo Rodríguez al portal de “Guinness World Records”.

“Estar en este libro es algo de lo que estoy tan orgulloso que tendría que decir que está ahí arriba [entre mis mayores logros] con tener mis dos hijas y ganar un campeonato mundial. Estar en el libro Guinness World Records es algo con lo que voy a hacer alarde delante de mis nietos algún día”, agregó el ahora comentarista de televisión.

Rodríguez, de 42 años, ha sido uno de los mejores jugadores de todos los tiempos en las ligas mayores. El torpedero, antesalista y bateador designado ganó tres premios de Jugador Más Valioso, 10 Bates de Plata y fue convocado a 14 Juegos de Estrellas.

El toletero de padres dominicanos, nacido en Nueva York y criado en Miami, bateó .295 con 3,115 hits (incluyendo 696 cuadrangulares y 548 dobles), 2,086 carreras carreras impulsadas.

UN APUNTE

Empañó su legado
Rodríguez ayudó a los Yankees a ganar la Serie Mundial del 2009, pero había empañado su legado ese mismo, cuando admitió que había usado sustancias prohibidas, y lo empeoró en el 2014, al ser suspendido por toda la temporada.

Publicidad