Agujero negro



Doña Ana (el servicio), ¿Sabia Ud. que la noticia de la semana, es la foto que le tomaron al hoyo negro? —¡Carajo, que vagabundería!—Dicen que fue necesario combinar 8 telescopios para ver la imagen que está a 500 millones de billones de kilómetros de la Tierra. Se ve semi redondo y bordeado por un aro de luz. —Ta’raro, allá en Enriquillo dicen que ese es el único lugar que nunca ha visto la luz.

Los agujeros negros son uno de los mayores misterios de la ciencia. Esencialmente es un montón de materia apeñuscada en un espacio tan pequeño que nada puede salir, ni siquiera la luz. Este que fue captado, “es un absoluto monstruo, el campeón de peso pesado de los agujeros negros del Universo”; es tres millones de veces más grande que la Tierra.

“Imagínese que pudieras empacar en un espacio muchísimo más de lo que pensarías posible, hasta que se vuelva tan denso que tenga su propia fuerza gravitacional” Es un enorme vacío que aspira cualquier cosa que se le acerque. Solo las estrellas con un peso 25 veces mayor que nuestro Sol, pueden crear uno de esos abismos.—En estado gravitacional ta’ la hija mía, que con el favor de San Ramon dará a luz en Julio.

El interior del agujero, contiene todo lo que ha entrado en él. El problema es que no sabemos en qué estado está todo eso. Y, de hecho, nunca lo sabremos hasta que alguien se meta dentro de uno de ellos, lo cual no parece fácil dado lo peligroso del viaje.—Bueno, yo conozco gente que han probado y después todo lo quieren por ese hoyo.

Normalmente pensamos que la luz viaja en línea recta; sin embargo, cerca de un agujero negro la poderosa gravedad desdobla estas partículas haciéndolas dibujar órbitas en torno a éste. Con la famosa ecuación de Albert Einstein se calculó cuán grande tendría que ser la masa para tener una fuerza gravitacional tan fuerte que impida salir la luz.

Lo increíble de esta maravillosa foto, es que se logró gracias al ingenio de una estudiante llamada Katia Bowman y no debe ser la ignorancia, nuestra humilde aportación a este descubrimiento de la década.
—A propósito, Doctor, la doña me pidió le recordara que el próximo viernes tiene su examen de próstata.