Articulistas

ALGO MáS QUE SALUD

Miriam Germán y Abinader

Cuatro días después de instalarse el gobierno del PRM escribí aquí:“…el presidente designó como Procuradora General de la República a Miriam Germán Brito, y por el mensaje que se envía, dada la pulcra hoja de servicio de la magistrada Germán, es que parece cierto el propósito del presidente Abinader de “… quiero ser muy claro, preciso, y contundente.

En el gobierno que iniciamos hoy, no se permitirá, bajo ningún concepto, que la corrupción del pasado quede impune, el que robó dinero del pueblo, tiene necesariamente que pagar en la justicia por sus actos.

De igual manera quiero hacerles una advertencia a los nuevos funcionarios que me acompañarán en el gobierno del cambio: No voy a tolerar ningún acto de indelicadeza y mucho menos de corrupción en mi gobierno. El funcionario que se equivoque con el dinero del pueblo, será inmediatamente destituido y puesto a disposición de la justicia.

Estamos convencidos de que la corrupción de arriba incentiva la de abajo, que es la delincuencia, que se traduce en inseguridad. Y ambas tienen que ser combatidas sin tregua”.

Esa vez escribí, y lo reitero ahora: “Sus palabras no me dan la garantía de que así se hará, todos los presidentes han dicho lo mismo en sus discursos de toma de posesión, la que si me la ofrece es la nueva procuradora general revestida de toda la dignidad y honestidad, y quien aseguró este lunes que “No asume la Procuraduría para “apedrear a nadie” y que su único interés es la justicia sin retaliación”.

Siete meses después, en un gobierno donde ya han aflorado una que otra indelicadeza y el presidente ha querido limpiar la medusa de mil cabezas que es la policía; la jueza Germán dijo que no era tan fácil aplicar una política coherente anticorrupción.

Sigo confiando en ella, no en el presidente, porque el poder logra, por debajo, a escondida, intervenir para tener corruptos preferidos y eso lo sabe muy bien el que escribe “algo más que salud”.

Por: José Díaz
asesaijd@gmail.com

El Nacional