Economía

Alza gasoil también afectaría energía RD

Alza gasoil también afectaría energía RD

El mercado del diesel se encuentra ya en tensión por el enorme incremento de la demanda, a consecuencia de la disminución de la oferta de gas natural por crisis Ucrania

La advertencia hecha hoy por la   Agencia Internacional de la Energía (AIE)  de que el déficit de gasoil en el mercado mundial corre el riesgo de agravarse el año próximo con la entrada en vigor del embargo de la Unión Europea (UE) al crudo ruso,  pone un importante obstáculo al planteamiento de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica, de que ante el encarecimiento y escasez del gas natural, se aproveche la flexibilidad de la matriz de generación del país, utilizando combustibles alternos.

La ADIE  había indicado que se encuentra en conversaciones con las autoridades del gobierno dominicano para evaluar el entorno internacional y explorar posibles alternativas para mitigar impactos negativos al país.

Pero en el mismo comunicado se indica la posibilidad de aprovechar la flexibilidad de la matriz de generación, para en caso  de escasez de gas natural, usar otros combustibles.

“A julio 2022 el país contaba con una matriz bien diversificada, abasteciendo el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado por las siguientes fuentes primarias: gas natural 40%, carbón 30%, derivados de petróleo 14%, agua 6%, biomasa 1%, viento 6% y sol 3%”, afirmó Manuel Cabral, vicepresidente ejecutivo de la ADIE.

 En un cable de la agencia EFE fechado en París  la AIE en  su informe mensual sobre el mercado del petróleo  da cuenta de que la Unión Europea ha mantenido hasta ahora las importaciones de diésel procedentes de Rusia en 600.000 barriles diarios, pero con el embargo europeo desde finales de 2022 esos volúmenes tendrán que sustituirse con gasóleo procedente de otros países.

  Es verdad que hay tres proyectos de grandes refinerías para producir gasóleo en Kuwait, Nigeria y México que deberían entrar en servicio a finales de 2023 y que podrían contribuir a alimentar la demanda. 

 Pero si Rusia no consigue desviar a otros compradores la producción de diésel que por ahora vende a Europa fuera del mecanismo del precio tope que se le quiere imponer, la agencia teme que los importadores europeos, latinoamericanos y africanos van a competir por unos flujos más reducidos.

  Este año, el mercado del diésel se encuentra ya en tensión entre otras razones porque la demanda de este carburante ha sido fuerte y al mismo tiempo las cuotas a la exportación que ha impuesto China han reducido sus ventas

Emilio Ortiz

Emilio Ortiz