Celtics aportarían hasta 4 jugadores a la selección de EEUU

28bTAzO3


Rojo, blanco y azul. Los colores de la selección de básquetbol de Estados Unidos, excepto este verano, en el que el verde — el verde de los Celtics, para ser exactos — se integraría también a la gama de colores.

Los Celtics de Boston tendrán al menos a tres y posiblemente cuatro jugadores en el plantel final de 12 integrantes que la selección de Estados Unidos llevará a China la próxima semana para el Mundial de la FIBA.

Así que los entrenamientos han sido una oportunidad adicional para que el nuevo base de los Celtics, Kemba Walker, se conecte con sus compañeros de Boston Jayson Tatum, Jaylen Brown y Marcus Smart.

“Es genial”, dijo Brown. “Es una bendición, por supuesto. Tomo muy en serio poder representar no sólo a tu familia y a Boston, sino al país. Lo tomamos en serio y venimos a jugar básquetbol”.

Walker, Tatum y Brown parecen estar seguros en el plantel final de Estados Unidos. Smart quizás sea un signo de interrogación debido sólo a un tirón en la pantorrilla con el que ha lidiado desde la primera semana del campamento de entrenamientos en Las Vegas a principios de este mes.

Se anticipa que Smart vea acción el jueves, cuando los estadounidenses enfrenten en un duelo de exhibición a Australia en Melbourne, ante cerca de 50.000 espectadores.

El juego Estados Unidos-Australia será en el estadio Marvel, el tercero más grande en la Liga de Fútbol Australiano.

Ed Sheeran reunió un total de más de un cuarto de millón de personas en ese mismo lugar para una serie de cuatro conciertos el año pasado, alrededor de 45.000 aficionados estuvieron ahí para un juego clasificatorio a la Copa del Mundo de la FIFA en 2013 y ahora otra enorme multitud asistirá para el duelo de preparación para el Mundial de la FIBA.

“Esta será en definitiva la mayor cantidad de gente frente a la que haya jugado”, aceptó Khris Middleton, de Milwaukee. “Así que estoy emocionado al respecto”.

Para los Celtics, pasar este tiempo juntos antes del campo de entrenamientos en octubre es una clara ventaja, especialmente porque Walker, quien se hará cargo de la posición de base en Boston en lugar de Kyrie Irving, podría obtener beneficios evidentes de pasar tiempo adicional con sus nuevos compañeros, quienes forman parte fundamental en el plan de juego del coach Brad Stevens prácticamente a diario.

Pero cuando el nombre de Estados Unidos se encuentra sobre su pecho, no están pensando en qué sucederá en Boston.   “Independientemente, ya iba a venir”, comentó Walker. “Incluso antes de que firmara con los Celtics, ya estaba comprometido con esto”.