Actualidad Gobierno

Cierran lugares usan piscinas en Santiago

Cierran lugares usan piscinas en Santiago

Santiago.-  Luego del ahogamiento de una niña de 9 años y de la  investigación que determinó la falta de vigilancia y  seguridad en lugares de recreación con piscinas, la fiscalía y la Defensa Civil ordenaron el cierre de varios lugares con estas características en  esta ciudad.

La acción se produce tras las denuncias de familiares de Darianny María Vargas, la niña de 9 años que murió ahogada en la piscina de un centro de recreación  en  La Delgada del municipio Villa González, al noroeste de aquí.

El subdirector de la Defensa Civil, Francisco Arias, anunció que esa institución, junto a la fiscalía de Santiago,  cerrarán las piscinas que no cuenten con los equipos básicos de emergencia para garantizar la seguridad y vigilancia de los menores bañistas.

El funcionario dijo que voluntarios de la Defensa Civil estarán presentándose a las piscinas de los negocios de diversión que operan en Santiago para velar que todas cuenten con el protocolo de seguridad como camillas, botiquines, flotadores, identificaciones y certificación de los salvavidas.

Francisco Arias agregó que la medida busca evitar muertes por ahogamiento de niños que van a bañarse a esos lugares en compañía de sus respectivas familias, pero que en un momento de descuido terminan por ahogarse.

Los centros de diversión con piscinas han proliferado en los últimos tiempos en esta ciudad, pero la mayoría de ellos  carecen del adecuado protocolo de seguridad y vigilancia para impedir que niños mueren ahogados.

Los propietarios de esos lugares, por lo regular, culpan a los familiares de las víctimas de descuido cuando se producen estos desenlaces fatales, pero en realidad no disponen de un sistema de vigilancia como salvavidas, flotadores, equipos de primeros auxilios y personal calificado para atender emergencias y en algunos casos, ni siquiera de las señalizaciones y advertencias necesarias para evitar este tipo de tragedias.

Amable Grullón,

Amable Grullón,