Cójanlo



Violencia en La Romana

 

De un tiempo a esta parte La Romana ha sido arropada por una criminalidad y delincuencia que ha llevado a los sectores más representativos de la ciudad a sonar la alarma. Con los decomisos de cargamentos de drogas y los frecuentes atracos, muchos de los cuales con saldos fatales, la seguridad ha desaparecido en el pujante municipio.

En una ciudad que se enorgullecía tanto por la limpieza de sus calles, sus atractivos turísticos y desarrollo industrial hoy la gente anda con cuatro ojos por temor a la delincuencia.

De los casos esporádicos, que son comunes en cualquier punto del territorio, en la provincia del Este los crímenes y atracos se han disparado a tal punto de no pasar un día sin registrarse un acto de violencia.

Al sonar la voz sobre la inseguridad, el presidente de la Cámara de Comercio de La Romana, Roberto Martínez, hizo un ferviente llamado al director de la Policía para que siquiera refuerce el patrullaje para prevenir los crímenes y asaltos que tanto pánico generan en todos los sectores.

La muerte del comerciante Fernando Moranci durante un asalto a su negocio reconfirma la inseguridad en La Romana.