Judicial

Condenan a 20 años de prisión violador en serie en Santiago

Condenan a 20 años de prisión violador en serie en Santiago

El Cuarto Tribunal Colegiado de Santiago condenó a 20 años de prisión a un violador en serie que se hacía pasar por chofer de varias rutas del transporte público de esta provincia, para violar a mujeres que abordaban su vehículo.

Los jueces Ingrid Liberato, Acasia Reyes y Rubén Rodríguez acogieron la solicitud de condena del Ministerio Público, representado por la fiscal Yeny Liranzo, en contra del imputado José Richard Marte Cabrera, alias Carlos.

Cabrera Marte se hacía pasar por conductor del transporte público de los municipios de Tamboril y Villa González, así como de la ruta M de Santiago, entre otras, lo que aprovechaba para golpear, robar y violar a las mujeres que abordaban su unidad, en diferentes hechos registrados desde junio de 2018.

El Ministerio Público fue apoderado de múltiples denuncias en contra del atacante, a través de la Unidad de Atención Integral a la Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales.

El 13 de noviembre de ese año, el agresor fue detenido con base en una orden de arresto emitida por la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente. Al momento de su detención, iba a bordo del vehículo que usaba para cometer sus fechorías, en cuyo interior las autoridades le ocuparon unos lentes de mujer, una redecilla y una pulsera, además de dos celulares y una sevillana.

A raíz de su arresto y en un allanamiento a la residencia del acusado, encabezado por la fiscal Jonelly de Jesús Valerio, las autoridades ocuparon múltiples objetos de mujer posteriormente reconocidas por las víctimas, como cuatro mochilas pequeñas, una cartera, tres monederos y otras pertenencias.

El Ministerio Público asignó a los hechos cometidos por Cabrera Marte las calificaciones jurídicas descritas en los artículos 309-1, 331, 379 y 382 del Código Penal, modificado por la Ley 24-97, consistentes en violencia contra la mujer, violación sexual y robo agravado en perjuicio de más de siete víctimas.

El Nacional